24 octubre 2008

Comunicación y Competitividad

La crisis está incidiendo en la comunicación de las empresas. Ésta es la opinión expresada por el 68,8% de los periodistas encuestados por la consultora TORRESYCARRERA para determinar de qué manera afecta el actual escenario económico a la comunicación de las empresas españolas. La crisis incide y lo hace negativamente. No sólo en la cantidad de información emitida por las empresas (el 39% de los encuestados cree que ha descendido; el 54,4% considera que sigue igual), sino también en la actitud. Las empresas, según el 52% de los consultados, son menos accesibles. De hecho, la mayor parte de los periodistas demandan más información, proactividad y transparencia en la comunicación empresarial.
Estos son los principales resultados del estudio de percepciones (sobre una base de cien periodistas económicos) que ha sido realizado para ratificar las conclusiones del libro Comunicación y Competitividad, un trabajo coral elaborado por los consultores de TORRESYCARRERA y la Universidad de Santiago de Compostela (USC), en colaboración con la Secretaría de Comunicación de la Xunta de Galicia. El texto, editado por la USC, reivindica la transparencia como una herramienta estratégica en el actual escenario económico, una transparencia que, como se constata en el trabajo de campo realizado durante el último mes, parece haber sido la primera víctima generada por la crisis económica en el ámbito de la comunicación empresarial.
“El problema para las empresas radica en que el espacio informativo que están dejando de utilizar no desaparece”, explica Xurxo Torres, director general de TYC. “En una situación de estas características, el profesional de los medios se decanta por la búsqueda de fuentes alternativas o terceras voces que le aporten el contexto que necesita según cada momento, con lo que el espacio informativo cedido por las empresas es ocupado por otros interlocutores”.
La alternativa más utilizada (un 25,5% de los consultados así lo señalan) es la de las organizaciones sindicales. Les siguen las administraciones públicas (17,2%) y los analistas externos (10%), entre otras fuentes. En respuesta abierta, los periodistas recomiendan a las empresas mayor proactividad y transparencia en su gestión de la comunicación en este periodo de crisis. También demandan más información y creatividad.
En base a los resultados obtenidos, Xurxo Torres considera que las empresas están mostrando un comportamiento tradicional en periodos de crisis: “Ahora bien, no nos encontramos ante una crisis cualquiera o ante otra crisis. Estamos ante una crisis nueva en la que, desafortunadamente, seguimos empleando herramientas viejas”. A partir de estos conceptos, a lo largo de las 176 páginas del libro se realiza un ejercicio de prospección que analiza hacia dónde camina la comunicación empresarial y la recuperación, propiciada por las nuevas tecnologías, del hombre como medida comunicativa.

Deja una respuesta