23 octubre 2010

Las bibliotecas en las redes sociales

Con motivo del V Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, que se celebrará en Gijón los próximos 3, 4 y 5 de noviembre de 2010, cada uno de los ponentes ha elaborado un artículo de opinión sobre el tema con el fin de abrir apetito y fomentar el debate. Os adelantamos el nuestro:

 

Congreso Bibliotecas públicasLas bibliotecas en las redes sociales: Más allá de los “amiguitos”

Por Javier Celaya.

Uno de los errores más extendidos es creer que la relevancia o éxito de una biblioteca en las redes sociales se mide a través del número de “amiguitos” que logre adherir a su perfil.

En los últimos meses muchas bibliotecas se han adentrado en el mundo de la web social abriendo todo tipo de perfiles en redes sociales como Facebook, Twitter o Entrelectores. Aunque esta actitud innovadora es muy positiva, puede que sea contraproducente a medio plazo si la presencia de la biblioteca en la Web 2.0 no ha sido previamente definida y consensuada internamente.

Dejándose llevar por la euforia colectiva de pensar que no somos nadie si no estamos en las redes sociales, muchas bibliotecas han entrado en ellas sin analizar sus consecuencias e implicaciones en la organización. Las bibliotecas públicas deben estar y participar en las redes sociales, pero antes de darse de alta en las mismas deberían llevar a cabo varias sesiones de reflexión estratégica para determinar el enfoque de su presencia en la web social, qué objetivos de comunicación quieren lograr con la misma, cómo se complementan entre sí cada uno de los perfiles creados por las bibliotecas en las diferentes redes sociales y, sobre todo, cómo van a medir los resultados obtenidos con el fin de evitar la sensación, cada día más generalizada de muchas bibliotecas, de que su presencia en la web social les aporta una baja o nula rentabilidad.

Cómo medir el retorno de inversión de los recursos humanos y económicos dedicados a la gestión de la presencia de la biblioteca en las redes sociales es uno de los principales retos que tienen que asumir sus responsables a la hora de definir su presencia en la era digital.

Seguir leyendo

Deja una respuesta