15 enero 2012

Marvão

Aún es posible encontrar ese lugar donde perderse, donde olvidarse del mundo y descubrir que el tiempo, a veces, no pasa tan deprisa. En Dosdoce estamos enamorados de Portugal, a la que vamos poco a poco conociendo e irremediablemente queriendo. Y queremos compartir con vosotros nuestro último hallazgo: Marvão, una villa medieval situada a 800 metros de altitud desde la que necesitaríamos 360 grados de visión y un par de alas para intentar abarcar tanta belleza. La maravillosa Sierra de San Mamede y a continuación las tierras españolas, negándose a diferenciar fronteras. Su imponente castillo, sus murallas, sus calles empedradas, sus casas… Ibn Marwan, hispanomusulmán fundador del antiguo reino de Badajoz y cuyo nombre da origen a Marvão, supo elegir un buen lugar para vivir cuando, allá por el siglo IX, decidió trasladarse a su castillo. Han pasado doce siglos, muchos años de historia de la que se han impregnado sus piedras, su paisaje. Pero su silencio sigue intacto.
Los paraísos existen. Pero no se lo cuentes a nadie…

(Fotos: Iñaki Saldaña – Dosdoce.com)

8 Respuestas

Deja una respuesta