20 marzo 2014

¿Apps que se anticipan a nuestros deseos?

emotions-297x300En algunas ocasiones ya hemos hablado de la investigación que se está llevando a cabo para crear aplicaciones móviles que reconozcan nuestras emociones.

Este tipo de tecnología no busca sino dar un servicio cada vez más certero y personalizado, bien sea para aplicaciones del sector de la salud, bien para otras como pueden ser el sector cultural o el del ocio.

En un artículo recogido en Fast Company, escribían hace unos días precisamente sobre cómo este parece ser el futuro de las aplicaciones a propósito de las app de música tipo Beats Music.

Paul Lamere, Director de Desarrollo de The Echo Nest habla poco más o menos de aplicaciones en este campo que sean capaces de leer la mente de sus usuarios. Si bien esto pueda parecer una exageración, lo que hace Lamere es poner el foco del desarrollo en las tecnologías de anticipación.

La idea es que las aplicaciones lleguen a conocer todos los datos del usuario: navegación, comunicación, gustos, preferencias, comentarios, estados de ánimo para construir una cartografía de su personalidad y emociones con la que anticiparse al propio usuario y saber qué música –en este caso- corresponde en cada momento, situación o lugar.

Es decir, una reconstrucción desde la navegación social y más personal a través del móvil que afine lo suficiente para ya no hacer recomendaciones según gustos (tipo Spotify) o estados de ánimo (tipo Stereomood), sino, yendo más allá, interpretar contextualmente todos los datos y decidir por el propio usuario.

La participación y consentimiento siempre van a ser necesarios para el feliz desarrollo de este tipo de apps. La simplicidad máxima, una interfaz verdaderamente simple y amigable, que dé resultados sin un solo clic –añade Lamere- son las vías para conseguir el éxito de estas tecnologías por venir.

El público y consumidor de música tiene unas características particulares, como es lógico. ¿Sería posible un tipo de app o tecnología similar para lectores, amantes del arte en sus diferentes manifestaciones o apasionados del cine y las artes escénicas? Todo parece indicar que sí.

La cuestión es, ¿cuántos de vosotros aceptaríais que una app supiera mejor que vosotros qué es lo que os conviene leer, ver o escuchar en determinado momento?

Deja una respuesta