08 mayo 2014

Los Big Data, a examen

privacyLa Casa Blanca publicó hace unos días un informe en el que recomendaba limitar el uso de los datos de los usuarios de Internet.

El informe, considerablemente extenso, surge como respuesta al gran debate que se está produciendo en una gran parte de la sociedad a raíz de filtraciones como las de Snowden, y como algunas compañías de las más importantes compañías tecnológicas que operan en la Red como Facebook, Google, Microsoft, y un más que triste y extenso etcétera, había tenido prácticas no muy legales sobre la transmisión de datos de sus usuarios.

El informe advierte que no es necesario el uso de este tipo de herramientas para que los usuarios vean expuestos sus datos: Internet, las redes wi-fi, los Smartphones, etc. también son vehículos de trasmisión de datos privados de los que en muchas ocasiones se desconoce su alto nivel de riesgo.

El informe hace cinco recomendaciones para evitar que las compañías hagan que la información privada circule libremente por la red y llegue también a manos de terceros, quienes los puedan usar de manera ilegal o, como se señala en el informe, discriminatoria (según sexo, edad, domicilio, ingresos, salud, educación, orientación sexual, orientación política, etc.). Con ello construir una suerte de cartografía global según estos criterios parciales.

Las 5 recomendaciones que se dan en el informe son las siguientes:

1. La atención debería centrarse más en los usos reales de los grandes volúmenes de datos y no tanto en su recolección y análisis.

2. La política y regulación del gobierno a este respecto y a todos los niveles no debe integrarse a determinadas soluciones tecnológicas, sino que deben regirse en virtud de unos resultados esperados.

3. Las agencias y compañías de redes y tecnologías de la información y desarrollo deben –junto al gobierno- reforzar la investigación sobre la privacidad en áreas más relevantes de las ciencias sociales para la exitosa aplicación de dichas tecnologías.

4. Junto a la White House Office of Science and Technology Policy, las compañías tecnológicas deben fomentar una mayor educación en material de protección de datos.

5. El gobierno debe tomar la iniciativa tanto en el ámbito internacional como en el nacional para la adopción de políticas de privacidad, dado que los avances tecnológicos tienen el potencial tanto de disminuir como de aumentar la privacidad personal.

Al parecer, las respuestas por parte de las compañías tecnológicas han sido variadas, desde el desacuerdo, la indiferencia a la aceptación como una guía de uso.

Las respuestas por parte de los usuarios –sobre todo aquellos que son conscientes de la importancia de este asunto- seguro que están más cerca del escepticismo que del reconocimiento del gobierno de los Estados Unidos, y de todos en general, por la privacidad de nuestros datos, dada la información diaria sobre cómo la privacidad online es aún menos privada de lo que ya se suponía.

Nos gustaría saber cuál es vuestra opinión al respecto, tanto como usuarios, como responsables de alguna compañía que opere en internet y que, por tanto, deba trabajar con datos de sus usuarios.

Leave a Reply