03 febrero 2016

El valor de las bibliotecas en la transición digital

shutterstock_147880142

Female student with laptop working in library, vía Shutterstock.

Las bibliotecas, sobre todo las públicas, están en la posición adecuada para evitar que se haga más grande a brecha digital. Estos espacios pueden ser fundamentales para la alfabetización en zonas rurales y desfavorecidas.

Es la principal conclusión a la que se llega en el estudio de la American Library Association sobre las bibliotecas titulado After Access: Libraries and Digital Empowerment. Las bibliotecas como una red nacional de apoyo para la igualdad gracias a su naturaleza de servicio público donde se puede dar formación sobre las nuevas tecnologías.

Según los primeros análisis que se exponen en el informe, aquellos usuarios que reciben formación en alfabetización digital son significativamente más propensos a utilizar Internet para buscar empleo y también para establecer nuevos lazos sociales.

La inclusión digital se basaría en tres aspectos principales: comprensión de los beneficios de las nuevas tecnologías, el acceso equitativo a los dispositivos conectados al Internet de alta velocidad y contenido online, y aprovechamiento las oportunidades educativas, económicas y sociales disponibles a través de dichas tecnologías.

La capacidad de una biblioteca para proporcionar todos estos servicios está estrechamente relacionada con la calidad de su infraestructura. La edad media de las bibliotecas estadounidenses es de más de 20 años (la mayoría comenzaron en los años 70), por lo que se ven obligadas a una constante modernización y adaptación de los edificios a las necesidades actuales.

Según se indica las bibliotecas son “significativamente más propensas a ofrecer ciertos tipos de servicios a los clientes, incluidas actividades con tecnología emergentes, si sus edificios se han construido o reformado en los últimos cinco años.”

Para las próximas dos décadas, se espera que su adaptación se dirija hacia la mezcla de lo físico y lo digital, espacios sólo para niños, y la impresión 3D, así como que las personas puedan aprovechar tecnología para la educación, el empleo, el espíritu empresarial, el empoderamiento individual y el compromiso con su comunidad.

Todos los datos en el informe After Access: Libraries and Digital Empowerment.

Deja una respuesta