04 abril 2016

Los ebooks se convierten en prescriptores de nuevas lecturas

Inbound-marketing

Hace unos años Goodread realizó un estudio en el cual, entre otros aspectos, preguntaba qué hacen los lectores una vez finalizan su lectura. El 83% respondió que miraban qué otros títulos había escrito el autor y el 75% buscaba libros similares al que había leído. Con estos datos, como editores y bibliotecarios cabe preguntarnos: ¿no sería en el momento justo de finalizar la lectura cuando tendríamos que recomendar nuevos libros a nuestros usuarios?

Hasta ahora durante el proceso de compra online o la toma de decisión sobre qué ebook adquirir en préstamo, los lectores recibimos información de otros libros que la propia tienda o biblioteca nos recomienda. Estas recomendaciones se basan en algoritmos propios o en lo que otros compradores o usuarios de biblioteca han seleccionado y que gracias al análisis del Big Data y a la Inteligencia Artificial, cada vez se van acercando más a nuestros intereses.

Pues en esta línea ha aparecido una nueva forma de prescripción y recomendación de lecturas con claras diferencias a lo hasta ahora conocido. Se trata de “In-Book Promotion”, una innovadora funcionalidad que ya está ofreciendo la plataforma de distribución Bookwire en exclusiva para todos sus editores. Cuando el lector abre el ebook tiene en el índice un nuevo epígrafe que dirige a otros títulos recomendados por el editor. Puede acceder a ellos en ese mismo momento desde el índice o cuando finalice la lectura, ya que las últimas páginas del ebook se destinan a dar a conocer otras lecturas relacionadas con el ebook leído. La información que aparece es la cubierta de los títulos recomendados, así como otros datos básicos como título, ISBN, autor y una amplia sinopsis con un acceso directo a la compra o adquisición en la misma tienda o biblioteca.

El valor diferencial de este servicio frente a las recomendaciones realizadas por las tiendas se resume en: recomendación por el editor, dinámica y flexible según las necesidades y a posteriori a la lectura. Para empezar, la decisión sobre qué lecturas se recomiendan al lector la hace el propio editor y no la tienda de e-commerce. Esto supone un conocimiento experto en el catálogo y una recomendación personalizada hacia el colectivo al que va dirigida la obra.

En segundo lugar, el editor puede establecer un número determinado de títulos a promocionar en general para todos los libros de su catálogo que se adquieran en un momento, y puede personalizar las recomendaciones que quiera realizar en concreto por cada título. Además ambas recomendaciones pueden ser modificadas en cualquier momento según la actualidad, las noticias o las novedades editoriales, recibiendo el lector información actualizada de su catálogo aunque el libro original sea más antiguo.

Por último, la recomendación se realiza una vez ha finalizado la compra y no en el momento de la misma, cuando aún el usuario no sabe si está satisfecho con ella. Al incluir nuevos títulos al final de la lectura, justo en el momento en el cual el lector necesita una nueva lectura y tiene que tomar la decisión de qué continuar leyendo, tenemos más posibilidades de éxito de nuevas compras dentro del catálogo de la editorial.

La funcionalidad “In-Book marketing” proporciona una nueva experiencia de descubrimiento de nuevas lecturas a aquellos lectores que finalizan su libro y tienen que buscar nueva lectura.

En realidad esta práctica viene a resolver la promoción que los editores en papel hacían de forma habitual en cada una de sus obras incluyendo otros títulos de su catálogo en las páginas finales del libro o en las solapas o contracubierta. Con la llegada del libro digital esta práctica se había perdido, recuperándose ahora gracias a la funcionalidad que ofrece gratuitamente la plataforma de distribución de ebooks Bookwire.

Maribel Riaza y Javier Celaya

Deja una respuesta