11 octubre 2016

La biblioteca en cualquier lugar

shutterstock_380007688

View though the window of a woman reading electronic book on digital tablet during lunch break in comfortable cafe inside, vía Shutterstock

Que ya se puede acceder a millares de libros desde cualquier punto o espacio (o casi) del planeta es algo que ya sabemos. Pero siempre ayuda que existan iniciativas o proyectos que facilite o dé a conocer esta posibilidad.

Sabemos de diferentes tecnologías que pueden hacer cualquier medio de transporte un lugar de acceso a una biblioteca digital.

O como el caso de Rook, la plataforma de ebooks que, gracias a la geolocalización, puede convertir cualquier sitio en un punto de lectura.

A través de ‘No Shelf Required’ ha surgido un proyecto que quiera ahondar en este movimiento gracias al movimiento, por así llamarlo, ‘Free Reading Zones‘.

La idea es que desarrolladores, editores y patrocinadores se unan para convertir espacios públicos y privados en zonas donde las personas tengan libre acceso a la lectura.

El primer lugar en convertirse en patrocinador de una zona de lectura tal ha sido un café en Zagreb –Cafe Velvet-, donde sus clientes podrá acceder a una biblioteca virtual de 100.000 ebooks en varios idiomas. Sólo necesitan un código de acceso para poder comenzar a leer.

En este caso ha sido gracias a la tecnología y predisposición de la compañía Total Boox, que conocemos como una de las pioneras de establecer el modelo pago por consumo en el sector editorial.

Dado que Total Boox ha llegado a acuerdos con algunas bibliotecas para que los usuarios de estas puedan tomar prestados ebooks a través de su catálogo digital, decidieron que por qué no llevar el mismo modelo a otros espacios, privados o públicos, en cualquier país del mundo, y no sólo en los más desarrollados.

Para esta ocasión, además de su tecnología y las negociaciones con editores (autores y editores son compensados, como en el caso de las bibliotecas), han creado una app y los códigos de acceso.

El éxito no esperado del Cafe Velvet ha sido el resultado poner en práctica el modelo, en parte gracias a una campaña de apoyo hecha por personalidades y autores conocidos del país.

El concepto de ‘biblioteca en cualquier lugar’ se va haciendo realidad, mientras que, a su vez, las bibliotecas ya no se limitan al préstamo y ofrecen otros servicios de valor a sus comunidades.

1 Respuesta

Deja una respuesta