25 enero 2017

Conclusiones del Digital Book World 2017

shutterstock_539410405

Ebook, vía Shutterstock

Una vez más Dosdoce ha estado en las conferencias de Digital Book World y, si bien no ha habido grandes novedades y sorpresas, sí hemos podido constatar el afianzamiento de algunas tendencias de las que hemos venido hablando durante el pasado 2016.

La principal conclusión es que las ventas de contenidos digitales no paran de crecer –a pesar de la insistencia en afirmar lo contrario que podemos leer en algunos otros medios-, si bien este crecimiento no se refiere a lo que se considera ‘sector editorial tradicional’, sino más bien a propósito de los contenidos autoeditados (o, como se hacen llamar ahora, ‘non traditonal publishing’).

El principal motivo del trasvase de compra de contenidos publicados por el sector editorial a contenidos autoeditados es el precio: las editoriales tradicionales los han incrementado en tres dólares de media. Incluso cuando autores independientes aumentan el precio de cerca de los 3 dólares a los 4 ó 5, siguen siendo más bajos.

Esto ha provocado una caída de las ventas digitales de las editoriales tradicionales en un 16%, mientras que las ventas digitales de los contenidos autoeditados no paran de crecer. Por otro lado, los representantes de Nielsen indicaron que las ventas de libros en papel han bajado un 3.4% en España en 2016, mientras también las ventas digitales no paran de crecer. Sin embargo, en Amazon, las ventas de ebooks han crecido un 4% en 2016. Y lo más llamativo: sólo Kindle Unlimited representa un 14% de las ventas de ebooks en USA.

Otro de los indicadores de este trasvase es que el 43% de los ebooks vendidos en Amazon no tienen ISBN, es decir son autoeditados. Además, al no tener un ISBN común al del resto de los libros no se contabilizan en las cifras de ventas de ebooks, por lo que los datos globales reflejan este crecimiento. En este campo, son los libros de género los que más aceptación tienen: ciencia ficción, novela romántica, biografías, histórica, etc. Justo los que menor presencia tienen en las grandes editoriales estadounidenses.

Por otra parte, cabe señalar el tremendo crecimiento de venta de libros en papel a través de plataformas de comercio electrónico, que ya supera el 60% del total de las ventas, frente al 40% de los índices anteriores. De nuevo vemos como Amazon incrementa su cuota de mercado de venta de libros en papel un 15% en Estados Unidos, alcanzado ya el 50%. Parece que los lectores compran libros de papel y digitales indistintamente, pero cada vez eligen más la comodidad y rapidez de hacerlo online.

Por último, los audiolibros representan ya el 3% del total de las ventas. Lo que evidencia que no son una moda pasajera.

A lo largo de las próximas semanas analizaremos más profundamente algunas de estas conclusiones en las que merece la pena seguir ahondando.

Deja una respuesta