15 junio 2017

Inteligencia artificial para conectar a autores con editores

authors.meUna de las claves del éxito editorial es saber cuándo un libro va a dar con su público adecuado.

Hay muchos bestsellers que para una gran cantidad de lectores –y de editores- no superarían los niveles de calidad esperados o necesarios.

Sin embargo, logran alcanzar éxito por otras razones, como pos su capacidad para enganchar al lector al que se dirige, su buen hacer creando tramas, la actualidad del tema que trata, el profundo conocimiento del momento histórico en que se ubica la historia, y un largo etcétera.

La tecnología predictiva y de datos es una de las herramientas que hoy en día pueden ayudar a que un editor sepa si un libro va a gozar de la aprobación de su público objetivo antes de llegar a publicarlo. Hace tiempo supimos de un proyecto universitario para predecir un besteseller que iba en esta línea.

Hoy sabemos que una compañía de Estados Unidos, Authors.me trabaja con una herramienta llamada StoryFit que, gracias a su tecnología de inteligencia artificial analiza manuscritos de libros y guiones de películas para identificar futuros éxitos editoriales y cinematográficos.

Authors.me, que se fundó en 2014 y se presentaba a finales de 2015 como una plataforma para poner en contacto autores, editores y agentes, ha querido avanzar en su labor de conseguir el mejor editor para las necesidades del autor, y viceversa, optando por el análisis de datos.

Lo que hace básicamente es analizar el contenido original y proporcionar información sobre la viabilidad comercial, el tono, el estilo, historia, el ritmo y las recomendaciones de marketing mediante palabras clave y metadatos. En definitiva, ser el primer ‘lector beta’ de cada potencial libro publicable.

La capacidad de su herramienta consigue leer y analizar más manuscritos que lo que puede un editor en toda su vida. Obviamente, no se trata de quitarle el puesto, si no de servirle de guía y criba para tomar decisiones más acertadas con los datos precisos.

Deja una respuesta