19 julio 2017

La biblioteca de manuscritos inéditos

ComoBrautigan_Library_02 todas las historias, la historia de la literatura, y de la lectura, tiene una puerta de atrás, o una casa oculta.

En el caso de los libros y de la edición, esta sería la de los libros no publicados.

Por cada libro que se publica, hay cientos, sino miles, que nunca ven la luz, si bien es cierto que ahora esto es muy diferente debido al auge de la autoedición.

Aún así, el mundo de la edición y de la lectura siempre va a tener a sus espaldas una versión desconocida –al menos para el gran público- de un mundo con libros no editados y no leídos.

Al menos hasta ahora -en una muy, muy mínima parte, eso sí-, ya que la Biblioteca Brautigan en el Museo Histórico del Condado de Clark, en Vancouver (Washington), decidió hace algún tiempo poner a disposición de sus usuarios más de 300 manuscritos originales que nunca han sido publicados, y que posiblemente ya nunca lo serán.

En ellos están, pues, todos los errores gramaticales, erratas, incoherencias, etc., propias de muchos manuscritos que nunca han pasado por un editor, lector o corrector.

La idea surge a propósito de la novela de 1971 The Abortion: An Historical Romance, de Richard Brautigan, en la que el protagonista trabaja en una biblioteca de manuscritos inéditos y a la que nadie tiene acceso.

En estos momentos, el bibliotecario encargado de tal misión, John Barber, está ampliando esta colección también en formato digital. En el caso de los manuscritos impresos, los lectores -auténticos lectores beta– no pueden sacar de la biblioteca para su lectura. Cualquier persona puede enviar su trabajo inédito a la biblioteca, siempre y cuando esté en inglés.

La iniciativa ha tenido la repercusión suficiente a nivel local como para organizar anualmente el ‘Día Nacional de los Escritores Inéditos’, que es el último día de enero.

Deja una respuesta