24 julio 2017

Índice de Evolución Digital 2017

digital planetEl ‘Índice de Evolución Digital 2017’ es un estudio exhaustivo para el seguimiento de los progresos que han hecho los países en el desarrollo de sus economías digitales y la integración de la conectividad en las vidas de miles de millones de personas.

Con casi la mitad de la población mundial conectada online, la investigación traza el desarrollo de 60 países, demostrando su competitividad y potencial de mercado para un mayor crecimiento económico digital.

El índice mide cuatro factores clave (y 170 indicadores únicos) para trazar el curso respectivo de cada país: el suministro (o acceso a Internet e infraestructura), la demanda de los consumidores de tecnologías digitales, el entorno institucional (políticas / leyes y recursos gubernamentales), la innovación (inversiones en I+D, startups digitales, etc.).

Según el informe, las empresas, los gobiernos y la sociedad civil están trabajando que todos estemos conectados, al tiempo que garantizan la seguridad de la infraestructura digital. El estudio proporciona una manera de evaluar la “confianza digital”, así como el estado y la tasa de evolución digital con ejemplos de todo el mundo, dando a los países la oportunidad de aprender unos de otros para promover su avance.

La adopción, la calidad de la infraestructura, las instituciones digitales y la innovación forman en conjunto la competitividad digital de un país, pero los gobiernos también desempeñan un papel clave. El informe también encuentra que la confianza de los consumidores en las tecnologías digitales se correlaciona con la competitividad digital.

Según los resultados, Noruega, Suecia, Suiza, Dinamarca, Finlandia, Singapur, Corea del Sur, Gran Bretaña, Hong Kong y Estados Unidos (España estaría a mitad de la tabla) constituyen la lista de las diez mejores economías digitales avanzadas, pero, dado el ritmo actual de innovación y de cambios, una economía digital avanzada hoy no garantiza esa situación el día de mañana.

Combinando el ritmo y el estado del avance digital, la investigación coloca los mercados en cuatro categorías distintas:

Stand Out: Singapur, el Reino Unido, Nueva Zelanda, Emiratos Árabes Unidos, Estonia, Hong Kong, Japón e Israel demuestran altos niveles de desarrollo digital y siguen liderando la innovación y el nuevo crecimiento.

Stall Out: muchos países desarrollados de Europa Occidental, los países nórdicos, Australia y Corea del Sur tienen una historia de fuerte crecimiento, pero su impulso se está desacelerando. Sin más innovaciones, están en riesgo de quedarse atrás.

Break Out: a pesar de que todavía están en niveles absolutos relativamente bajos de avance digital, hay países que demuestran un impulso más rápido, están preparados para el crecimiento y son atractivos para los inversores. China, Kenia, Rusia, India, Malasia, Filipinas, Indonesia, Brasil, Colombia, Chile y México dan ya muestras de este potencial.

Watch Out: países como Sudáfrica, Perú, Egipto, Grecia y Pakistán se enfrentan desafíos significativos, limitados tanto por los bajos niveles de avance digital como por el lento ritmo de crecimiento.

En general, la investigación muestra que en los países donde su puntuación de impulso era más alta, los consumidores eran más tolerantes a la fricción en sus interacciones y transacciones digitales diarias, lo que sugiere que el impulso puede ser un factor vital en la comprensión del comportamiento del consumidor y la confianza.

Por tanto, las conclusiones demuestran que la confianza es fundamental para la competitividad digital y que los países no pueden llegar muy lejos sin ella.

Todos los detalles en el informe ‘The Digital Evolution Index 2017’.

Deja una respuesta