27 julio 2017

Recomendaciones para los bots en el sector editorial

shutterstock_664204579

Chat bot and future marketing concept. Robot finger point to laptop button with automatic message popup, vía Shutterstock

2017 está siendo sin duda el año de la inteligencia artificial y los bots conversacionales o chatbots.

Su implementación ya ha alcanzado al sector editorial, tanto para la atención al cliente, la recomendación de libros como para la propia creación de contenidos. Hay, pues, muchas categorías para la inteligencia artificial para el sector.

Pueden usarse también para el análisis de contenido; es decir, para analizar qué son los temas que más les interesan a los lectores cuando leer online.

No obstante, aunque la mayoría de los análisis de contenido se basan todavía en el texto, los sistemas están mejorando en la interpretación de imágenes, vídeo, audio y otros formatos, también para ayudar a entender el comportamiento de los lectores, incluyendo sus emociones.

El uso más habitual en estos momentos de la inteligencia artificial en el sector es el de la recomendación de contenido, que incluye mensajes de marketing, ventas y servicios recomendación. Este sistema tiene mucho que ver con los modelos predictivos que tienen en cuenta, además, el impacto a largo plazo de una determinada recomendación.

Se pueden crear recomendaciones basadas una persona, un segmento de audiencia determinado o para toda una base de clientes.

Otro uso posible es el de la optimización de la conversión web, que va más allá de las recomendaciones de contenido para optimizar todos los aspectos de un sitio web, incluyendo el diseño de página, las imágenes, las secciones, la tienda, etc., todo con el objetivo de canalizar a más usuarios hacia una suscripción o compra.

Para empezar con los bots en el sector editorial, sobre todo de tipo conversacional, conviene primero planificar y establecer las metas y expectativas de lo que se quiere. No conviene comenzar con un bot superinteligente, mejor algo sencillo que cumpla las expectativas primeras sin problema, aunque no sea un bot tan complejo como Siri, por ejemplo.

Hay muchas empresas que desarrollan bots ‘a medida’ (en Publishing Executive ofrecen una buena guía como comienzo, incluyendo empresas del sector). Es importante, en cualquier caso, que se trate del bot que se trate, se puede monitorear y obtener datos, tanto de la propia herramienta, para su mejora, como del uso que los lectores les está dando.

Deja una respuesta