14 noviembre 2017

Papego. Para pasar de la lectura en papel a la digital

papegoCada vez surgen más iniciativas que buscan combinar el soporte papel con el digital, o que uno sea complemento del otro –por lo general, el digital del impreso.

Por ejemplo, hace unos días hablábamos de Chaï, una app móvil que puede transformar partes de un libro impreso en formato audio para cuando se quiere continuar con la lectura pero no se puede seguir haciéndolo con el libro en las manos.

Pues bien, un proyecto similar es el de la startup alemana Papego, que también funciona a través de una app que, en este caso, facilita que el lector pueda continuar su lectura de un libro impreso en formato digital.

Como en el caso de Chaï, mediante el escaneo con la cámara del móvil de la última página de libro impreso, el lector puede continuar leyendo hasta el 25% del mismo libro en formato ebook para el móvil, comenzando a partir de la página escaneada.

En ambos casos, el libro impreso funciona como una suerte de código de descarga. Es el caso concreto de Papego, el libro no se puede escanear completamente entero por cuestiones de derechos: el usuario puede escanear un libro tantas veces como desee, si bien la parte o extracto descargado sólo se sobrescribirá en digital cada vez que se escaneé.

Es decir, que es posible leer todo el libro en formato móvil, pero tiene que hay que volver al libro impreso original para su descarga al menos 4 veces después de haber terminado de leer la sección anterior.

Este servicio es gratis para los lectores. Básicamente busca versatilidad entre los formatos y evitar que el consumidor pague dos veces por el mismo contenido.

Por su parte, los editores pagan una tarifa por cada título que está integrado en la base de datos de Papego.

Para los editores puede servir como herramienta de marketing, ya que puede servir a los lectores para tomar una decisión de compra cuando están dentro de una librería. Algo similar a lo que propone Jellybooks para las compras online.

De momento la app sólo está disponible en alemán, si bien su tecnología es independiente del idioma, por lo que sería fácil adaptar la app a cualquier lengua.

Deja una respuesta