26 junio 2018

El verdadero esfuerzo de crear una startup

Emprender no es fácil. Muchas veces, cuando se habla de startups se envían mensajes positivos sobre el hecho de comenzar una iniciativa de tal calado sin profundizar también en los riesgos y en algunas realidades que supone crear una compañía de carácter tecnológico.

La verdad es que todo cuesta un poco o bastante más, como es lógico, de lo que finalmente llega a nuestros ojos, informativamente hablando.

Según una encuesta llevada a cabo en el Reino Unido a más de 100 fundadores de startups tecnológicas, son muchos los desafíos a los que se enfrentan estos emprendedores a medida que intentan hacer despegar sus negocios.

Dicha encuesta -realizada por Studio Graphene junto City Road Communications– revela cómo la realidad de dirigir una empresa de tecnología es muy diferente cuando se compara con las expectativas que tenían los empresarios antes de comenzar su negocio. Por ejemplo, el 47% de las startups del Reino Unido no logran pasar de los tres años. Según el informe, existen muchas presiones y obstáculos que conducen a la desaparición de muchas compañías tecnológicas emergentes.

El estudio mencionado ha descubierto que más de la mitad (52%) de los fundadores de startups tecnológicas tardaron mucho más de lo que pensaban para poder hacer despegar sus negocios. Del mismo modo, el 15% ha señalado que ha sido mucho más caro de lo que habían previsto, un error común, entre otros. Por eso es importante hablar antes con otros emprendedores.

Por otra parte, casi una cuarta parte (22%) reconocen que ha sido una experiencia más agotadora emocionalmente de lo que creían que sería, y un 20% además apunta que se han sentido aislados cuando han comenzado su nuevo negocio. En total, uno de cada seis (15%) creadores de startups –aunque en realidad no es un porcentaje alto- ha encontrado que es más difícil adaptarse a la vida de una empresa en su fase inicial de lo que inicialmente esperaba.

Otro de los problemas de estos comienzos es el de la adquisición de clientes: el 33% de los encuestados lo señala como el mayor obstáculo. Asimismo, el 15% ha señalado que han tenido problemas para encontrar apoyo para construir la tecnología necesaria; tampoco son demasiados, a priori, pero es importante tener en cuenta estos casos.

Ritam Gandhi, fundador y director de Studio Graphene, ha afirmado en vista de estos datos que “es vital que las nuevas empresas tecnológicas se concentren en su propuesta principal y garanticen las funciones del producto lo mejor posible; luego pueden adaptarse y evolucionar según los comentarios de los clientes, lo que los preparará para un crecimiento a más largo plazo”.

Ya hemos señalado que, en realidad, no todos los porcentajes son muy negativos. No obstante, conviene tener en cuenta todos los factores necesarios para crear una startup.

Además, aunque no se pase de los tres años, esos tres años habrán sido una formación muy valiosa para una pivotación o siguiente proyecto, como vemos en muchos casos y casi a diario.

Deja una respuesta