12 julio 2018

¿Podcasts de pago?

shutterstock_701551819

Money Podcast Icon Logo Design Element, por Nizwa Design/Shutterstock

Como cabría esperar, el renacimiento de los podcasts está trayendo consigo nuevos contenidos y maneras de desarrollarlos, pero también de monetizarlos.

Un artículo en Fast Company apunta a modelos de negocio en la misma línea que los contenidos audiovisuales. Es decir, a la manera de plataformas tipo Netflix o Spotify. Ya existen dos ejemplos que basan su modelo para podcasts en estos ejemplos: son CastBox y Stitcher.

La idea no es otra que conseguir también una audiencia lo suficientemente fiel a este tipo de contenidos en audio para que se pasen a un modelo premium de suscripción, que es lo que buscan los dos casos que acabamos de mencionar.

Por ejemplo, el modelo premium de CastBox se parece mucho al servicio de Amazon Prime Video para consumir contenidos ‘a la carta’. Además, están en conversaciones con numerosas cadenas de podcasts y editores de audiolibros con los que asociarse y añadir a su plataforma.

Según los responsables de CastBox y Stitcher, más que un pivote de modelo de negocio que salta de los ingresos por publicidad a la suscripción, es un modelo que busca oyentes que respalden a los creadores de contenido con los ingresos de su suscripción, también dando cabida a contenidos exclusivos.

En el caso de Stitcher Premium, el precio es de 5 dólares al mes, lo que incluye oír los contenidos sin anuncios, contenidos extra, contendidos exclusivos y acceso a un catálogo completo.

Dado el fuerte crecimiento del consumo de podcasts, lo que también se traduce en ingresos publicitarios –que se han duplicado en los dos últimos años según señala el artículo que hemos mencionado-, es normal que se piense en modelos de pago.

Además, con el auge de los asistentes de voz y los altavoces inteligentes, todo apunta a que aumente aún más el consumo de podcasts y, por tanto, plataformas que busquen su espacio en este mercado en alza con modelos de negocio que ya no se basen en la gratuidad.

Deja una respuesta