16 octubre 2018

Manifiesto en apoyo a la innovación en las industrias culturales

European Manifesto on Supporting Innovation for Cultural and Creative SectorsSe presentaba la semana pasada, en el marco de la Feria del libro de Frankfurt, un manifiesto en apoyo a la innovación en las industrias culturales.

Tal manifiesto exige el reconocimiento de los sectores culturales y creativos como un sector clave cuando se trata de políticas de innovación y financiación pública.

En él se hace la advertencia de que, sin el apoyo adecuado, el éxito de los sectores, incluidos el patrimonio cultural, el periodismo, y la edición pueden estar en peligro en un futuro próximo.

El manifiesto señala que “la cultura es uno de los mayores activos de Europa. Pero en una era de grandes cambios tecnológicos, Europa necesita una estrategia de innovación más efectiva para los sectores cultural y creativo”.

Según esto, el apoyo a la innovación permitiría a los museos, por ejemplo, sacar el máximo provecho de sus valores de colección, económicos, sociales y educativos. Además, tanto los museos como otras entidades cultuales pueden actuar como incubadoras de nuevas innovaciones con el apoyo adecuado. La educación y el desarrollo de las habilidades disponibles también permitirían una mayor innovación dentro del sector cultural.

Las redes, apuntan, pueden contribuir en gran medida a este intercambio de mejores prácticas y alentar la colaboración transfronteriza e intersectorial. Afirman también que se debe alentar a todos los actores dentro de los sectores culturales a adoptar nuevas prácticas y, para ello, se necesita una armonización general del sector cultural para evitar una mayor fragmentación.

Algunas de las barreras más importantes a la innovación en este sector señaladas en el manifiesto el alto grado de fragmentación que refleja divisiones sectoriales, de idioma y de países, a pesar del hecho de que la colaboración intersectorial y transfronteriza es crucial. Se debe salir de una mentalidad local a nivel político. También la falta general de inversión y financiación junto a la creación de nuevos modelos de negocio que se adecúen a los cambios actuales de acceso y distribución.

Al respecto, algunas de las posibles medidas de apoyo a los sectores culturales y creativos que se dan en el manifiesto son las siguientes:

– Reconocer la estructura convergente e híbrida de los sectores e introducir políticas más explícitas para apoyar su potencial en innovación.

– Aumentar la inversión pública en los sectores culturales y creativos a un nivel que se ajuste a su relevancia como sector clave y adaptar los programas de financiación a sus necesidades.

– Hacer que sea más atractivo invertir en los sectores mediante el fortalecimiento de formas alternativas de inversión y habilitando nuevas fuentes de ingresos.

– Fortalecer el diálogo entre las partes interesadas de la política, la cultura, la tecnología y la industria, así como los intermediarios, los actores en investigación y la sociedad civil.

– Apoyar una definición más amplia de innovación para incluir la innovación “suave”.

– Reforzar el carácter internacional de los sectores culturales y creativos, reforzando de este modo el papel de las políticas supranacionales y las medidas de apoyo a la innovación, especialmente a nivel de la Unión Europea.

Una acertada propuesta para demostrar que la innovación, por mucho que en ocasiones parezca que se abuse del término, no está reñida con la cultura.

De hecho, puede ser muy necesaria; sobre todo en un momento en que las humanidades y la cultura están, para muchos, fuera de las necesidades sociales.

Para acceder al Manifiesto completo, hacer clic en este enlace.

Deja una respuesta