25 enero 2006

“La España civil”, de Gregorio Peces-Barba

Gregorio Peces-Barba ha presentado esta mañana en el Círculo de Lectores de Madrid su último libro, La España civil. A través de este ensayo, Peces-Barba pretende acercarnos a los problemas históricos de España desde la óptica de un académico con experiencia política. Según su autor, “es una obra reformista y moderada, aunque algunos de nuestros compatriotas más conservadores y más retrógrados puedan considerarla radical”.
“La España civil” no es un ensayo académico, más bien nace con la vocación de ser un libro de divulgación para contribuir al debate sobre los raíces de los problemas históricos de España y con ideas sobre su futuro. El libro arranca con la reforma de la Constitución y llega hasta la reforma de los Estatutos, trazando un recorrido por las virtudes y los defectos sociales de los españoles que influyen en nuestro desarrollo como sociedad civil. En este sentido, el autor hizo un gran hincapié en enumerar las dimensiones necesarias que toda sociedad civil debe fomentar y proteger para consolidar su desarrollo colectivo. Entre ellas destacó la moderación, la tolerancia, el respeto a los demás y la defensa de la ética pública sin desviaciones interesadas. En relación a este tema, el autor mencionó que desgraciadamente en la historia de España se han producido múltiples intentos por parte de la Iglesia Católica y, algunos partidos políticos, de crear una ética pública a partir de una ética privada basada en un fundamento religioso.
El autor señaló que la intransigencia, las descalificaciones e insultos, no reconocer nada del adversario político y llamar a éste “enemigo”, no aportan nada a la salud democrática de nuestro país. “Destruir sin ofrecer alternativa conduce al nihilismo; como decía Kennedy, hay que intentar colocar una luz en la barricada, no para deslumbrar, sino para iluminar con estabilidad” declaró Peces-Barba. Es de agradecer que aún queden intelectuales con una mirada crítica, pero en ningún caso destructiva, y que publiquen textos sólidos y coherentes sobre planteamientos que nos afectan a todos.

1 Response

  1. Agustín García Matilla

    Gregorio Peces Barba es un referente intelectual para la generación de españoles que ha vivido en este país en los casi 40 años de amarga dictadura, y un ejemplo de generosidad, dedicación y entrega a la “res pública”, para aquellas otras generaciones de españoles que nos hemos beneficiado de una transición a la democracia que nos permite estar ahora donde no pudieron estar las generaciones de nuestros padres y abuelos. Nuestra transición ha resultado modélica para muchos de los países que nos han mirado con admiración y envidia sana y que saben apreciar lo mucho conseguido en una nación que vivió durante siglos entre monarquías incompetentes y absolutistas, enfrentamientos inciviles y dictaduras acaudilladas por salvapatrias que pretendían imponer “el único amor posible” a España : el de su propia ceguera intelectual, ética, social y política.
    En su libro, Peces Barba da muchas claves para comprender una parte del puzzle que representa España y expone los intentos de muchos precursores para construir una España civil. En su opinión los nacionalismos más extremistas y la Iglesia más reaccionaria, han tratado de demoler sistemáticamente esa idea de utopía posible. En estos momentos, el libro de Gregorio Peces Barba resulta fundamental para entender como la derecha necesita “demonizar” a sus enemigos, aunque para ello haya que crear una imagen del personaje que no tiene nada que ver con su referente real. En este caso resulta que el peor enemigo al que se pretende desprestigiar es un intelectual moderado como Gregorio Peces Barba, uno de los padres de la Constitución, ex colaborador de un periódico conservador como el ABC, que se declara esperanzado en que el PP vuelva a encontrar líderes moderados que permitan hacer una oposición constructiva y leal. Un testigo de excepción en el proceso democrático que no duda en denunciar los excesos y deslealtades en los que ha incurrido el PNV desde la propia transición, en combatir todo tipo de terrorismo y en hacer autocrítica de los errores cometidos por el partido en el que milita. Un profesor que describe su respeto y apoyo a todas las víctimas del terrorismo y que sólo está en contra de la instrumentación política que se puede hacer de esa movilización permanente de la mayor parte de las víctimas.
    Gregorio Peces Barba, firmaba hace sólo unos días un ejemplar de su último libro a su amigo Gabriel Cisneros, un político rival, histórico del PP, que sufrió en propia carne la violencia terrorista. Este colega había acudido a la presentación de la última obra del Rector de la Universidad Carlos III de Madrid como un asistente más y pidió a Peces Barba, en medio de ese acto público, la firma de un ejemplar del libro “La España civil”. El encuentro entre ambas personalidades es un símbolo de esa convivencia que logró afianzar el espíritu de la transición; dos ciudadanos que, desde la cordialidad, mantienen y defienden sus ideologías y ejemplifican en la práctica un ejercicio de construcción de ciudadanía.
    Peces Barba pudo no haber aceptado el puesto de Secretario de Estado en el alto comisionado de apoyo a las víctimas del terrorismo y, sin embargo, aceptó este cargo con el mismo espíritu de servicio público con el que siempre se había sentido comprometido. Ahora, cuando está a punto de acabar un nuevo ciclo en su andadura, yo quiero manifestar mi agradecimiento personal y admiración a una figura clave en nuestra democracia, la de Gregorio Peces Barba, profesor humanista, Rector y Amigo. Este país necesita más que nunca el pensamiento libre, lúcido, y moderado de un MAESTRO, educador en ciudadanía.
    Agustín García Matilla
    Profesor de la Universidad Carlos III de Madrid

Leave a Reply