30 octubre 2009

Lectura en pantallas mixtas

Por José A. Vázquez

Kindle ha lanzado una aplicación para leer ebooks en el PC, todavía el dispositivo más utilizado hoy en día para leer en pantalla, ya sea de mesa, portátil o un netbook. Es fascinante observar la competencia feroz que está teniendo lugar en USA por lograr una ventaja competitiva y posicionarse correctamente en el mercado de los ebooks.

kindlepc.jpg

Cada semana vemos como las empresas involucradas en la definición del futuro sector editorial digital anuncian nuevas apuestas: lanzamiento de dispositivos como Nook de Barnes & Noble, definición del proyecto Google Editions, prelanzamiento de la tableta de Apple, etc. En este contexto, Kindle lanza esta nueva aplicación para leer libros electrónicos. Un movimiento no sólo estratégico sino muy inteligente. Llevamos tiempo comentando en este blog que no creemos que los soportes de lectura de libros electrónicos (e-readers) sean los dispositivos que utilizaremos en día de mañana para leer en pantallas. No hay suficiente mercado de lectores, desgraciadamente, para que este tipo de dispositivos de una sola función (leer libros, prensa o revistas) triunfen en el mercado.

Los lectores no leen ni leerán sus libros electrónicos en estos e-readers. La mayoría de las personas que se descargan hoy en día libros electrónicos de pago o gratuitos de la Red leen sus contenidos en sus PCs y portátiles. Ya sabemos que leer en la pantalla de un ordenador es mucho más incómodo que leer en un e-reader que cuenta con tinta electrónica, pero tal y como vemos en el vídeo empiezan a salir al mercado PC y portátiles con pantallas mixtas.  Con la pantalla tradicional del ordenador seguiremos navegando por la Red, viendo vídeos y visitando páginas web multimedia, pero si queremos leer un libro, un artículo de prensa o revista pincharemos en un botón y la misma pantalla se convertirá en tinta electrónica.

En los Estados Unidos, donde las editoriales universitarias llevan ya algunos años ofreciendo sus libros de texto en diferentes formatos digitales, la mayoría de los estudiantes y docentes los leen en las pantallas de sus portátiles, no en e-readers. El mercado español está saturado de ordenadores de mesa y portátiles, y últimamente inundado con los nuevos netbooks, algunos por debajo de 150 euros, que son como pequeños e-readers pero sin tinta electrónica. Además, la famosa digitalización de las aulas promovida por el Gobierno de España no se va a realizar con e-readers para leer libros de texto, sino con portátiles, ya que el usuario quiere un aparato que sirva para más cosas (por ejemplo, buscar en la Red, ver vídeos, escuchar música, etc.). En otras palabras, el sector editorial español no debe ignorar que existen suficientes aparatos (PCs, portátiles, móviles, ebooks, etc.) en el mercado español para leer, con más o menos comodidad, cualquier tipo de libros electrónicos.

Articulos relacionados con este tema:

Leave a Reply