12 febrero 2015

El futuro nunca se detiene

El futuro nunca se detieneMe sorprende la escasa preocupación en el sector editorial por el lento crecimiento de los libros electrónicos en nuestro país. A raíz de las últimas publicaciones de datos indicando que la venta de ebooks en España no supera el 4% del total de las ventas de libros, muchos profesionales del mundo del libro (editores, agentes, libreros, autores, etc.) han mostrado un gran alivio.

En vez de preocuparse por analizar los motivos de este lento crecimiento, así como por tomar decisiones estratégicas para fomentar una demanda de contenidos digitales, se respira en el sector una cierta sensación de satisfacción por una supuesta guerra ganada contra lo digital. Declaraciones como “el libro en papel se resiste a ser sustituido por el electrónico” o “nuestra cultura es diferente a la anglosajona y por eso no leemos en pantallas” indican un alto grado de distanciamiento con la transformación que está teniendo lugar en nuestra sociedad.

Si en menos de una década las ventas de libros en papel han caído un 40%, ¿de verdad nos creemos que tras la salida de esta maldita crisis los lectores volverán a comprar libros en papel? Si queremos recuperar los 900 millones de euros en facturación perdidos en los últimos años, los profesionales del mundo del libro deberán asumir que el futuro crecimiento del sector no vendrá de la mano de la venta de libros en papel sino de la venta de contenidos digitales.

El descenso de las ventas no se debe solo a la crisis. Estamos inmersos en un momento de grandes cambios de hábitos culturales que afectan radicalmente al comportamiento de los lectores. Este escenario genera un gran número de preguntas que deben responderse con mentalidad digital.

Si solo el 32% de los lectores en pantallas paga hoy en día por las versiones digitales, ¿qué nuevos modelos de negocio debemos poner en marcha para minimizar las descargas ilegales?

Dado que las librerías físicas no han sabido retener a los lectores en pantallas, ¿qué nuevos canales de ventas debe poner en marcha el sector editorial para crear un nuevo mercado digital?

Más allá de las ayudas del Estado, ¿qué podemos hacer como sector para incrementar el índice de lectores en pantallas?

¿Qué tipos de nuevos contenidos debemos crear para atraer el interés de los lectores del siglo XXI?

Ante este escenario de transformación de la sociedad, el mundo del libro debería preocuparse mucho más por crear un amplio mercado de lectores en pantallas en vez de aliviarse por el espejismo de un supuesto estancamiento. ¿Cuánto más tiene que caer la facturación del sector editorial para empezar a tomar decisiones estratégicas en el ámbito digital?

Javier Celaya, socio fundador de Dosdoce.com

Contenidos relacionados con este tema:

Leave a Reply