18 diciembre 2013

La importancia de los mapas en la era digital

mapa bibliotecas bellasCualquier lector que siga este blog se habrá dado cuenta del interés que le ponemos a las aplicaciones, herramientas o plataformas cuyo servicio y tecnología se fundamente en los mapas.

Los mapas han sido fundamentales en el desarrollo de la humanidad, y no sólo desde una perspectiva geográfica, también como sistemas de visualización de datos que ayudan a comprender fenómenos sociales de lo más diverso: desde fuentes de epidemias y lugares de pobreza extrema que requieren ayuda urgente hasta los lugares o países en los cuales la gente es más infiel, gasta más en libros, etc., etc.

Hoy vivimos en la era de la geolocalización, para bien o para mal, estamos localizados y podemos localizar cualquier tipo de producto. Los mapas están volviendo a tomar protagonismo y pueden resultar esenciales para encontrar y descubrir todo tipo de cosas, objetos, eventos, tanto en el mundo físico como en el digital.

En este contexto se entiende aún más la fuerte apuesta de Google por digitalizar, escanear, geolocalizar todo. Y otras compañías ya han comenzado a darse cuenta de este valor creciente, también de naturaleza no lucrativa y alternativa como OpenStreetMap. Cuando un usuario –voluntariamente- hace uso de la geolocalización en su soporte móvil, la cantidad de información y servicios a los que puede acceder son numerosos.

La cartografía moderna ideada por Google, unida a la “conciencia de la ubicación”, ha generado todo tipo de herramientas, mash-ups y servicios que van de los más útil a lo más anecdótico. Pero que, en todos los casos, sitúan y nos sitúan en el mapa.

Taxistas, restaurantes, agencias de viaje, bibliotecas, librerías, editoriales, museos, galerías, comunidades varias y de todo tipo (aficionados a algún deporte, a los cómics, a las rutas rurales o históricas, etc.) pueden aprovechar este nuevo resurgimiento del mapa como herramienta lo mismo que lo pueden hacer los propios usuarios.

La recopilación de todo tipo de datos, la integración de otras herramientas puede facilitar mucho las búsquedas y la información, ya no sólo en tiempo real, sino también en el lugar exacto. Y hasta en 3-D o realidad aumentada, como si se pudiera estar allí mismo.

Los mapas digitales están resultando una herramienta lo suficientemente útil que el nivel de exigencia de los usuarios también ha crecido a la par que la mejora de este servicio.

Los usuarios de Apple no dudaron en criticar sin perdón cuando la marca de la manzana decidió introducir por defecto sus mapas en sus también dispositivos en lugar de los de Google, mucho mejores y acertados, con mayor servicio que los de Apple. Hoy sus notables y necesarias mejoras han frenado las críticas y han aumentado el tráfico y uso de su aplicación.

Esperemos que no todo pase únicamente por Google y que sigan creciendo iniciativas que oferten cada vez mejores servicios a través de estos nuevos mapas digitales.