02 febrero 2015

Tecnología digital al servicio de las tiendas físicas

digital storeAcabamos la semana hablando de algunas claves para poner una tienda cultural online y la comenzamos recordando otros ejemplos para las tiendas físicas, porque las nuevas tecnologías pueden ayudar a introducir también la experiencia de compra en las tiendas culturales.

Sabemos de ejemplos que ya están en marcha, y un caso de innovación tecnológica dentro del espacio físico lo tenemos en la librería Cervantes & Cia., de Madrid, que cuenta con una gran pantalla en el escaparate donde exponen las novedades, así como booktrailers.

Las pantallas permiten “tocar” los contenidos de un libro. Tocar en la era digital significa  interactuar o adentrarse en lo que estamos descubriendo. La incorporación de pantallas táctiles en las librerías permite a los ávidos lectores bucear en libros, hojear sus páginas, adentrarse en sus contenidos, ver imágenes o textos relacionados, etc.

Por tanto, las librerías -por ejemplo de los museos- también pueden aprovecharse de la tecnología digital para acercar a los visitantes y lectores. Como en este caso mencionado, diferenciarse y, en el marco de los escaparates, incluir recursos atractivos que sorprendan y agraden a las personas que pasan por delante y, por tanto, les invite a entrar, es una forma acertada de destacar. La función de un escaparate es mostrar el producto, con ello dar una imagen propia e invitar a entrar a los visitantes.

Las posibilidades visuales que ofrecen las pantallas, sensores o cámaras pueden dar mucho juego a la hora de idear campañas atractivas e incluso interactivas. En algunas tiendas de electrónica es habitual cosas similares, que hacen que los viandantes se detengan, jueguen e incluso interactúen con el escaparate. Las cámaras de los móviles pueden ser instrumentos ideales para hacer que la gente participe de un escaparate con un monitor inteligente, por ejemplo, y que sus contactos lo vean.

Como vemos, la tecnología usada para la experiencia en centros culturales –en este caso las pantallas- llevada a la tienda (como las herramientas de monitorización y reconocimiento facial que vimos y que también están comenzando a ser utilizadas en tiendas convencionales).

Por ejemplo, una tienda londinense utiliza pintura conductora que permite a los transeúntes escuchar la historia de una marca determinada y la historia de sus productos al tocar los iconos que llevan dicha tinta en la parte exterior del escaparate. Los iconos se pintan en el interior de la ventana usando la tinta conductora, esta tinta conductora es capaz de detectar a alguien tocando el icono de la ventana, que a su vez desencadena el circuito para reproducir la muestra de audio.

Un nuevo modelo de escaparate lo puso en práctica eBay en sus tiendas de Nueva York. Con su sistema, los compradores que se acercan al las tiendas pueden tocar las pantallas para elegir y comprar el producto que quieren, productos que son entregados en una hora a través de un servicio de mensajería. El pago es mediante “Pay Pal Here», un modelo de pago móvil establecido por el propio eBay.

Está claro que las tiendas físicas todavía tienen mucho que decir y aportar a la experiencia de compra.

1 Response

  1. Pingback : Shopping Experience 360º y el Marketing Sensorial : Customer Centric – Customer Experience

Leave a Reply