08 mayo 2015

Tecnologías futuras en las bibliotecas

Si en algo parece que muchos nos ponemos de acuerdo es en la importancia del papel de las bibliotecas en este tránsito hacia la era digital.

En ocasiones hemos señalado algunas de las tecnologías a adoptar por estas instituciones para mejorar en sus servicios, ahora más que nunca más allá de la única función de catalogar y prestar libros. Son y van a ser aún más espacios de encuentro y creación.

En esta misma línea, el siempre creativo blog Ebookfriendly nos propone 7 tecnologías futuras para una posible implementación en las bibliotecas, y que pasamos a resumir a continuación:

1. Marca-páginas digital: Más que un marca-páginas, este pequeño dispositivo también serviría para encontrar contenidos y ubicarse en la biblioteca.

2. Drones para el préstamo: más allá de la apuesta de Amazon por este servicio, ya hay países, como Australia, donde ya están probando este sistema, como en Zookal.

3. Interfaz digital para libros de papel: o lo que es lo mismo, dotar a los libros impresos de las ventajas del formato digital a través de tecnología como la de FingerLink. Un soporte a la manera de una cámara para resaltar aquello que estamos leyendo, buscar información adicional, etc.

4. Utensilios digitales varios: existen, como el propio FingerLink, otros utensilios que se pueden prestar en las bibliotecas, y no sólo lectores de ebooks o tabletas. Ya hay pequeños soportes que hacen las veces de OCR o de traductores automáticos, para esas palabras que se nos puedan escapar durante la lectura.

5. Biblioteca móvil: un concepto nada nuevo pero que, no por antiguo, puede seguir siendo igualmente eficiente. Y ahora más móvil gracias al formato The Ideas Box, que permite llegar a cualquier sitio, por remoto que sea, con 250 libros de papel y 50 ereaders con miles de libros digitales para prestar.

6. Impresión bajo demanda: un servicio que se está abriendo camino en muchas bibliotecas, sobre todo para bibliotecas académicas y universitarias.

7. Acceso a la biblioteca a través de todo tipo aplicaciones: efectivamente, más allá de Overdrive, hay muchas aplicaciones específicas y no específicas que pueden ser muy útiles para su uso y acceso en las bibliotecas.

Como vemos, las bibliotecas, como espacios públicos, en su renovación por ofrecer préstamos digitales acordes a las necesidades y tiempos en los que vivimos, cada vez están más posibilitadas para ofrecer otros servicios muy valiosos que acompañen a la experiencia de visitar sus centros.