14 abril 2016

Informe Global Ebook Report 2016

shutterstock_346472000

E-Book sign icon. Electronic book symbol. Ebook reader device, vía Shutterstock

Hoy jueves 14 se presenta el Informe Global Ebook Report 2016 en la Feria del Libro de Londres. Este informe, como el año anterior,  proporciona una visión general de los mercados de libros digitales en su evolución a nivel internacional. Ofrece con un conjunto único de datos de una amplia gama de las mejores fuentes disponibles, así como un análisis exhaustivo junto a un amplio conjunto de referencias detalladas a nivel global y local.

Más allá de los mayores o menores índices de ventas de libros digitales –el cambio de paradigma en la transformación digital junto a otros factores locales ha hecho que las pérdidas en ventas del formato impreso no haya sido compensada por las ganancias de los libros digitales- este año destacan en el informe el análisis del impacto de la autoedición a nivel global, así como la comparativa de precios en los diferentes mercados.

Precio y autoedición van unidos en el análisis de los resultados. Así como los precios de los libros han sido estables en gran medida en los últimos años, esta estabilidad está a punto de cambiar significativamente a medida que el equilibrio tradicional basado en el consenso y la fijación de precios se ve muy perjudicado por el impacto de libros digitales. Asimismo, los consumidores de gran parte de Europa no acaban de entender el alto precio de los ebooks.

Mientras que, por ejemplo en Alemania, una edición en tapa dura de una novedad cuesta cerca de € 20 y la edición de bolsillo, que sale unos meses después o medio año más tarde, se puede comprar por aproximadamente la mitad de ese precio, las limitaciones en cuanto a los precios de los ebooks son mucho mayores. Tanto Alemania, como Austria y Francia vigilan que los precios no se salten sus respectivas regulaciones, mientras que, para los libros digitales, los lectores pueden encontrar resultados confusos comparando en diversas plataformas, llegando a ver entre los libros más vendidos en formato digital a un precio entre € 0,99 y € 25.

En Estados Unidos, junto a la ‘trampa’ de la fijación de precios por parte de Apple y los cinco grandes grupos editoriales y la posterior condena (2013) por violar la ley de defensa de la competencia, está la estrategia de Amazon de ofrecer muchos títulos por debajo de su costo, incluyendo los libros más vendidos a un precio de salida de $ 9.99 para, como todos sabemos, vender más de lectores electrónicos Kindle y ampliar o ‘secuestrar’ así mayor cuota de mercado. Todo llevó a una revisión en la fijación de precios.

A partir de todo esto, las cinco grandes y principales editoriales de los EE.UU. ahora podrían imponer precios de libros digitales más altos, y evitar que Amazon descuente sus títulos de ebooks, lo que parece que ha dado ventaja comercial a Amazon, paradójicamente, y a los autores que se autopublican en esta plataforma. Es decir, la cuota de mercado de los cinco grandes ha disminuido después de la aplicación de la revisión del modelo de agencia de fijación de precios, mientras que los libros digitales autoeditados han aumentado sus ventas, dominando Amazon de nuevo este mercado. De modo que la plataforma online ha ganado una posición más destacada en el mercado.

Por su parte, más de un tercio de los compradores piensa que los libros digitales se deberían vender por un poco menos que sus equivalentes impresos, mientras que el 27,2% espera un precio de los ebooks mucho menor (enero de 2014); en definitiva, un descuento que todo usuario final espera. Así, los autores que se autopublican suelen poner los precios aún más bajos.

Por tanto, tampoco es de extrañar que los ebooks autoeditados crezcan, mientras decrecen las ventas de las ediciones impresas. Lo cierto es que, a pesar de la opacidad, las cifras confusas y polémicas sobre las ventas de libros autopublicados, estos no cesan de ganar mercado y lectores. En 2013, los cinco primeros títulos más vendidos en Francia fueron libros autopublicados. En Reino Unido y en España el índice es de 1 de cada cuatro ebooks. Viendo esta tendencia, un número cada vez mayor de las editoriales tradicionales en toda Europa han lanzado sus propios servicios autoedición. Por algo será.

En definitiva, los resultados del informe permiten evaluar cómo los principales motores del cambio digital en el impacto de la industria editorial en los mercados internacionales se mueven de manera similar.

En el estudio han colaborado Bogmarkedet (Denmark), Book Dao (China), BookExpo America (USA), Book Industry Magazine (Russia), buchreport (Germany) Dosdoce.com (Spain), Frankfurt Book Fair (Germany), Informazioni Editoriali (Italy), Livres Hebdo (France), London Book Fair (UK), Svensk Bokhandel (Sweden), Publish News (Brazil), Publishers Weekly (USA), The Bookseller (UK).

Para acceder al informe no hay más que entrar en la web de Wischenbart.

Deja una respuesta