13 noviembre 2017

La inteligencia artificial frente a la creatividad

shutterstock_747191965

Next level of artificial intelligence, vía Shutterstock

La inteligencia artificial puede ser percibida como una realidad autónoma, que sirve para ayudar, para obtener datos, para facilitar y mejorar servicios, incluso para el juego, pero también –y como llevamos tiempo viendo- para ser una herramienta para la creatividad.

Algunos artistas de todas las disciplinas no sólo se están ayudando de la inteligencia artificial para expresar o crear sus obras, sino que también expresan su creatividad dentro del mismo ámbito de la inteligencia artificial: libros, música, cine, arte, etc.

Son los propios desarrolladores –como cuentan en Futurism–  los que creen que el siguiente paso de la inteligencia artificial es la labor creativa, ya que, según piensa Pierre Barreau, CEO de Aiva Technologies (inteligencia artificial capaz de componer música), la “creatividad ya no es una cualidad exclusivamente humana”.

El intento de demostrar que la inteligencia artificial no es algo nuevo, ya existen pioneros en demostrar cómo lo emocional y sensorial, tan importantes para la creación, pueden ser  reproducidas en cierto modo mediante la inteligencia artificial.

El arte se puede servir de esta inteligencia no sólo como herramientas de investigación, también como para representaciones abstractas digitales como de las que es capaz DeepDream, que es capaz de crear imágenes a partir de otras imágenes similares.

Para muchos de los que ya trabajan en profundidad en este campo dela inteligencia artificial, ésta no tiene límites, y su capacidad de imitar los procesos neurales naturales del cerebro por algunos tipos de esta inteligencia hace prever que su capacidad creativa puede ser similar a la del hombre, como poco para que los resultados de dicha ‘creatividad artificial’, que diríamos, pueda favorecer, en colaboración con los humanos, un tipo de arte nuevo y único.

En este sentido y según Taryn, músico y storyteller digital, “el futuro de la inteligencia artificial creativa es colaborativo”, ya que los humanos son increíbles a la hora de adaptar y sintetizar la nueva información.

Es decir, el factor humano poder seguir siendo fundamental no sólo para la misma creación de esas inteligencias artificiales, sino para que las ‘obras’ de estas inteligencias adquieran una mejor o mayor expresión creativa.

En definitiva, para muchos de los artistas que ya trabajan con inteligencia artificial, su aportación debe celebrarse, su uso de be ser responsable, nunca reemplazar al ser humano.

De este modo, la inteligencia artificial puede hacer aumentar sorprendentemente sus capacidades creativas.

 

1 Respuesta

  1. Es interesante, sin embargo hay aspectos muy profundos dentro de los procesos creativos donde no puede entrar la inteligancia artificial, me refiero a la inspiración y a la reflexión, son propias de la condición humana y no creo que puedan reproducirse de modo artificial.

Deja una respuesta