29 septiembre 2008

Los Guardianes del Libro

Los guardianes del libroEl Haggadah de Sarajevo ha sobrevivido a las guerras de los últimos seis siglos. Los historiadores creen que fue sacado de España tras la expulsión de los sefarditas por los Reyes Católicos en 1492. Estuvo en Italia en el siglo XVI. En 1892 fue vendido al Museo Nacional de Sarajevo en 1894 por un hombre llamado Joseph Kohen.
Durante la II Guerra Mundial el librero jefe del museo, Dervis Korkut, salvó el manuscrito de los nazis arriesgando su propia vida para llevarlo fuera de Sarajevo. Korkut se lo entregó a un clérigo musulmán de Zenica, quien lo escondió bajo las tablas del suelo de su mezquita.
En la guerra en Bosnia de comienzos de los años 90, el manuscrito sobrevivió en la cámara acorazada de un banco. Para acallar los rumores de que el Gobierno había vendido el manuscrito para comprar armas con el dinero obtenido a cambio, el presidente de Bosnia lo presentó en público en 1995.
En 2001 fue restaurado tras una campaña financiada por la ONU y desde 2002 se encuentra expuesto en el Museo Nacional de Bosnia Herzegovina.
El Haggadah de Sarajevo está manuscrito sobre piel de becerro blanqueada, e iluminado en oro y cobre. Se abre con 34 páginas de ilustraciones de las escenas clave de la Biblia, desde la Creación hasta la muerte de Moisés. Sus páginas están manchadas de vino, evidencia de su uso ceremonial. Está considerado el manuscrito judío más hermoso del mundo y también uno de los libros más valiosos existentes. En 1991 fue tasado en 700 millones de dólares norteamericanos.
Un reportaje periodístico de Geraldine Brooks, corresponsal del Wall Street Journal en la guerra de los Balcanes, se ha convertido en el germen de la novela Los Guardianes del Libro, donde la autora ha trasladado a la ficción la historia real del libro iluminado sefardita más antiguo y valioso del mundo: el Haggadah de Sarajevo.

1 Response

Leave a Reply