25 junio 2009

Nuevo proyecto en Google: Google Edition

Google-Books-imagen.jpgGoogle da un paso más y ahora propone su nuevo proyecto: Google Edition. Se trata de un nuevo modelo de acceso a la lectura, directamente en la pantalla del ordenador. El proyecto se compondrá de todos los libros que estén afiliados –es decir, las editoriales que hayan llegado a un acuerdo con Google- al buscador de libros de Google Book Search. Parece que este sistema es de mayor agrado para los editores, puesto que se compartirían beneficios.
El servicio será similar al de una suscripción a una biblioteca, sólo que en ésta el socio puede leer en la pantalla del ordenador el libro que desee, previo pago de cuota. Este sistema permitiría a los usuarios encontrar el contenido que necesitan al instante, acceso de compra por un tiempo limitado, o, si lo desea, en propiedad a largo plazo. Es lo que se denomina “edición en la nube”, puesto que los contenidos se compran, pero no se tienen físicamente.
Se trata de una nueva propuesta de lectura digital: acceso al contenido del libro a través del navegador del PC. Con esto se ve confirmada de nuevo nuestra teoría de que lo importante son los contenidos y que, por tanto, el debate de los soportes es cada vez menos relevante. Lo cierto es que la demanda de contenidos digitales va a más y seguirá creciendo. Poco importa cuál sea el soporte que elija el futuro lector para leer su libro.
De todas formas, parece que Google no se conforma con este sistema. El siguiente paso, según especialistas en el sector, sería un posible acuerdo de Google con Plastic Logic. Un acuerdo similar al recientemente firmado con Sony para permitir la descarga de ebooks en este tipo de dispositivos.
Aún así, insistimos una vez más: al final será el lector quien decida si quiere leer en un PC, un ebook o un movil su novela, artículo de una revista o el periódico.

7 Responses

  1. Lo importante son los contenidos, efectivamente, pero no a cualquier precio. Otra cosa es el valor de esos contenidos, o lo que el mercado está dispuesto a pagar. Hay que aprovechar el contenido como centro de una estrategia más amplia donde se puede incluir otras publicaciones, servicios, etc..
    Espero que con tantas posibilidades el sector empiece, de verdad, a pensar seriamente en el mundo digital.
    Todo esto me recuerda demasiado al caso iTunes…

  2. Cada vez que leo este tipo de noticias, me pregunto si la tecnología alguna vez llegará a desplazar por completo el libro de papel… no sé, no creo que dejar correr los dedos por entre las hojas amarillentas de un viejo volumen pueda compararse con nada.

  3. Libros ese es el argumento principal de los editores y no les falta razón… en parte. Eso tendríamos que explicarselo a los chicos que ya crecen con un ordenador entre las manos antes que con un libro. Ellos no tendrán esa sensación que tienes tu.
    Yo leo bastante y, sinceramente, nunca me he planteado lo del ritual de pasar página.
    Las cosas cambian y éstas más rápidamente aún. Adaptarse o morir. Es mi humilde opinión.

  4. Bueno, yo también tenía esa idea romántica del libro hasta que tuve un léctor digital en mis manos.
    Por supuesto que mantengo en parte la idea, y que el formato libro siempre será importante, pero ahora mismo no soporte el peso de una novela de 1.000 páginas en mis manos, la prefiero en digital. Y los libros en papel que compre a partir de ahora formaraán parte del arrebato lector de “lo quiero ahora” o serán libros importantes, firmados por el autor, o que por razones sentimentales me interese que no se pierdan en un marasmo de archivos digitales.
    El libro siempre existirá y los que tenemos bebes sabemos que no sólo en papel, ya que los primeros pinitos de nuestros hijos on incluso con libros de tela y plástico. Esto es más importante de lo que parece, es el contacto con libros y páginas antes aún que con la lectura.
    Sobre el proyecto Google Edition: lo veo interesante, como casi todo lo que hace esta gente (soy de una secta googleliana) pero veo imprescindible el acuerdo con Plastic Logic que por lo que veo se está cociendo ya. Yo soy incapaz de leer más de 14 líneas seguidas en una pantalla, pero una vez conocidos los lectores digitales (¡y aún están en pañales!) no tengo ninguna duda sobre su futuro.

  5. Es hora de dejar que la información sea libre. La informática da la posibilidad de publicar sin costo y sin someterse al yugo de las editoriales que son quienes mandan. La escritura no debe dejarse matar por el mercado. Particularmente, siempre me ha interesado más qué “dice” un libro que su presentación. (Me interesa más un PDF de “Diferencia y Repetición” de Gilles Deleuze que una edición de lujo de Paulo Cohelo). Gustos son gustos. De todos modos, creo que no debería concentrarse en Google y que todos/as deberíamos editar por nuestra cuenta y poder compartir y acceder a libros que, hoy por hoy, son icomprables y de los que nos vemos injustamente privados.

  6. “Lo importante es el contenido”. Esa obsesión occidental por encontrar y diferenciar lo importante, que implica automáticamente que hay algo no-importante.
    Tanto estructuralismo, tanto formalismo ruso, para volver a ese romanticismo del contenido. Lo importante es intangible a las manos. ;=).
    Yo no uso pimienta molida. La muelo en un mortero, porque lo importante es el sabor. Pero también me importa sentir el olor al molerla, verla partirse e incluso la misma actividad de moler.Y me gusta mi mortero. Pero si se me acaba la pimienta en granos, uso la molida.
    Lo de Google es monstruoso. Están comenzando a apropiarse de la parte más importante del patrimonio cultural de la humanidad (o sea ustedes, nosotros, todos, cada uno, no una abstracción) para hacer un gran negocio. Por suerte, debe verse esto como una reacción del mercado a la circulación ilegal de libros digitales. Y como sólo logrará incrementar esa circulación, pues todos sus tiros viene saliendoles por la culata, podemos tener aún esperanzas.
    Las bibliotecas están imposibilitadas de reaccionar porque las limita su marco institucional. Pero la clandestinidad digital no va a ser detenida tan fácilmente como otras lo fueron.

  7. Enrique

    El kid de todo esto es que todo el mundo acabará comprandose los libros a través de google…y adiós a las librerías, ya sean físicas u online

Leave a Reply