23 febrero 2010

Nuevos hábitos de lectura y compra online

reading-Kindle-2.jpg Recientemente, Amazon, a través del blog de Kindle, facilitaba algunos datos sobre el comportamiento de sus lectores y usuarios en cuanto a hábitos de compra online y de lectura en su dispositivo de lectura. Algunas conclusiones son bastante interesantes y reflejan comportamientos nuevos en cuanto que lectores al uso que no se dan con la compra de libros impresos.
Por ejemplo, parece que los dueños del Kindle son voraces lectores. El 64% de ellos compran ahora por lo menos 15 libros electrónicos al año en la tienda de Kindle Store, y más de la mitad de los encuestados compran de media al menos 30 ebooks al año. Mientras que el 61 % que solía para comprar 15 o más libros impresos, ya fuera en las tiendas de Amazon o en otras librerías «físicas» antes de comprar un Kindle, hoy se han quedado en el 15%.
También es interesante ver que hasta un 73% de los dueños de un Kindle dicen haberse vuelto más conscientes de los precios de los libros como consecuencia de la actual guerra de precios debido de la entrada en juego de los libros electróncos. Por otro lado, el 60% dice que los altos precios de los best-seller les llevaría a comprar antes títulos descatalogados o de editoriales independientes.
Por último, también a propósito de las últimas controversias de los precios de los ebooks, parece que ser que han llevado a los propietarios de Kindletener mayor conciencia sobre los roles de los principales protagonistas y las tácticas de venta en el sector del libro. Sólo 6 de los 1.892 encuestados dijo que nunca había oído hablar de las seis más grandes editoriales de los Estados Unidos (Random House, Penguin Group, HarperCollins Publishing, Simon & Schuster, Hachette Book Group, and Holtzbrink Publishers). El 60% está parcialmente de acuerdo con la afirmación de que los editores y Apple debería ser investigados por el supesto intento de fijación de precios. El 93% está de acuerdo con la afirmación de queel formato de tapa dura es demasiado caro y de que los ebooks deberían ser mucho más baratos.
Esta es la opinión de los lectores, que muchas veces difiere de la de los editores, pero no por ello hay que olvidarse de qué quieren y cómo se comportan. El lector no es tonto y sabe lo que quiere, y ahora también cómo lo quiere y cuándo lo quiere. No dejan de ser relevantes algunos comportamientos nuevos a raíz de la llegada de los ereaders, como el mayor interés por la política empresarial de las editoriales o, como ya habían señalado otros estudios anteriormente, la mayor compra de libros, en parte debido a la facilidad y rapidez de las ventas online.

Leave a Reply