21 enero 2014

Digitalización, analítica y monitorización en las tiendas

monotorización tiendasLa tecnología ya puede hacer que todo lo que sucede en el interior de una tienda se convierta en datos que luego puedan ser utilizados para mejorar los servicios, decidir estrategias de venta, conocer más de cerca a los clientes, etc. En cierto modo, es llevar la analítica web a espacios físicos, es decir, trabajar sobre datos concretos de visitas, no sobre estimaciones.

La empresa ShopperTrak, según leemos en The Guardian, ofrece dos tipos de servicio a las tiendas. Con uno, mediante pequeños dispositivos colocados en la entrada y salida de las tiendas, los dueños de éstas pueden predecir el número de visitantes y, con ello, garantizar la existencia de un número adecuado de personal. El segundo servicio es el mismo pero a un nivel muy avanzado, pueden seguir todos los pasos de los clientes para saber su comportamiento cuando van de compras dentro del local.

Este tipo de sensores que monitorean el comportamiento de los clientes se utilizan también en algunas instituciones como hospitales. Alguna tecnología permite monitorear incluso a sus clientes a través de sus móviles, vía WIFI, algo sin duda muy delicado, aunque desde estas empresas tecnológicas se hable –como se señala en el artículo- en términos de “información personal no identificable” y “privacidad asegurada”, y aunque se haga de forma anónima y con recogida de datos como el sexo o la edad.

No todas cumplen las medidas de privacidad o el código de conducta que afirman cumplir. Comunicar estas prácticas a los clientes mediante un cartel tampoco es suficiente. Quizá esta tecnología, además de recoger datos, deberá hacer que esos datos se conviertan en algún tipo de servicio ventajoso para el cliente.

No obstante, lo que esto apunta es al potencial que este tipo de tecnologías pueden aportar en cuanto al cocimiento del cliente. Todo indica que, de una manera u otra, la incorporación de todo tipo de tecnologías en las tiendas físicas para conocer mejor el comportamiento de sus clientes va a ser algo muy habitual.