17 febrero 2014

El nuevo cara a cara digital

google glass dogCon la llegada de las nuevas tecnologías de monitorización, analítica de reconocimiento facial, sensores, etc., mirarse a la cara va a adquirir otro significado en esta entrada a una era plenamente digital.

Muchas tecnologías que antes nos parecían lejanas y sólo para uso exclusivo de gobiernos, cuando no reservadas para la ciencia ficción, van tendiendo poco a poco aplicaciones bastante más accesibles y caseras, por así decir. Las últimas llegan de la mano de Google Glass, donde los desarrolladores están poniendo mucho énfasis, dada la versatilidad de este nuevo aparato.

Una de ellas es People +, desarrollada no sólo para las aparatosas gafas de Google, sino también para soportes móviles. Lleva la virtualidad informativa de las redes sociales profesionales al nivel de las reuniones presenciales. Lo que hace esta aplicación es reconocer a la persona con la que estamos hablando, cuál es su trabajo, por qué estamos hablando con ella, cuál es el motivo de la reunión, etc.

Otra aplicación similar para Google Glass es Refresh, que extrae datos de una amplia gama de fuentes como Facebook, Twitter, LinkedIn, Foursquare, AngelList , Yahoo, etc. Como en el caso anterior, la aplicación puede ofrecer todo tipo de información sobre la persona con la que estamos hablando.

Dado que la app puede acceder a información del usuario que va más allá de lo profesional (dirección, teléfonos, amigos, lugares que se visitan, etc.) y que está en constante actualización, algunas voces consideran que los niveles de privacidad son bajos, si bien es evidente que quien usa este tipo de tecnología debe saber a lo que se expone. Aunque sean en ocasiones las propias aplicaciones las que no lo dejen del todo claro.

Por último, aunque en realidad fue pionera en cuanto a la investigación del reconocimiento facial para Google Glass, está Name Tag. Esta aplicación puede escanear el rostro de una persona y analizarla en una base de datos con registros de millones de personas disponles en FacialNetwork.com.

Si reconoce la cara, si está en dicha base de datos, puede dar entonces toda la información disponible sobre esa persona, incluyendo antecedentes penales. Lo lógico es que en la mencionada base de datos sólo estén aquellas personas que quieran estar.

Si alguien busca algo más de interactividad con las gafas de Google o siente algún tipo de reservas ante este tipo de tecnología, siempre puede relajarse y probar la aplicación Sex With Glass, rebautizada enseguida como Glance. Luego nos puede contar qué tal le ha ido.

Leave a Reply