28 abril 2014

Por el derecho a leer en digital

get-involvedLa EBLIDA (European Bureau of Library, Information and Documentation Associations) acaba de iniciar una campaña a través de Change.org para sensibilizar sobre el papel de las bibliotecas en la era digital.

Lo que piden básicamente es que los usuarios tengan el derecho a leer en soporte electrónico mediante una legislación que garantice que las biblotecas puedan ofrecer a los usuarios un servicio completo de préstamo de ebooks de forma sostenible y continuada.

Según señalan en la propia petición, “en un momento en el que los avances tecnológicos deberían extender el acceso a la riqueza del conocimiento humano, las condiciones impuestas no permite a las bibliotecas la adquisición de los contenidos digitales. Esta situación está socavando la posibilidad de facilitar a casi 100 millones de usuarios en Europa un acceso libre al conocimiento humano. También plantea cuestiones importantes sobre la democracia, el aprendizaje, la investigación y el compromiso efectivo de todos los ciudadanos con la sociedad de la información.”

Un llamamiento a los gobiernos y ciudadanos de los Estados europeos tanto para movilizarse y defender este derecho como para asegurar el acceso libre a la información para todos los ciudadanos y que se garantice el derecho a «Leer en electrónico» a través de las bibliotecas.

Lo que se pide de manera específica en esta iniciativa es:

• Facilitar a los usuarios de nuestras bibliotecas los últimos libros digitales, como se hace con los libros impresos.
• Adquirir libros digitales a precios justos y en términos razonables.
• Que todos los ciudadanos, no sólo los que lo pueden pagar, se puedan beneficiar del acceso gratuito a los libros digitales en las bibliotecas.
• Que los autores reciban una remuneración justa por el préstamo de los libros digitales al público.
• Un marco legal Europeo respecto de los derechos de autor que cumpla con este propósito y que permita a las bibliotecas comprar y prestar libros digitales.

Por todo ello, se dirigen a la Comisión de la Unión Europea para solicitar un marco claro de derechos de autor, que permita a las bibliotecas adquirir y prestar libros electrónicos, con una remuneración adecuada para los autores y otros titulares de derechos.

Tal y como ocurre con los libros impresos, un marco claro de derechos de autor, permitiría a las bibliotecas seguir ofreciendo sus servicios para beneficio de todos los ciudadanos europeos.

Leave a Reply