26 mayo 2014

Transformación en el sector editorial

iStockHace apenas unos días, en Publishing Technology se ofrecían algunos datos relevantes sobre la transformación que se está dando en el sector editorial del Reino Unido.

Según las cifras, ofrecidas por la Publishers Association, todo señala a que las ventas digitales son una parte cada vez mayor del mercado total de la edición de libros en el Reino Unido, conclusión contraria a los datos que de daban a finales del año en los que se decía que el mercado del ebook se había estancado.

Por el contrario, según leemos, el sector anglosajón factura 4.7 mil millones de libras, de los cuales 1.5 mil millones de ingresos del 2013 se derivaron de productos y servicios digitales, lo que representa casi el 30% de la industria editorial.

Los ebooks de ficción representaron el 39% del total del mercado de libros digitales, mientras que los libros de texto digitales académicos –el otro segmento fuerte de la parte digital- representaron el 42% de las ventas.

Así, pues, la gran pregunta es saber si ventas digitales están haciendo crecer al sector o solamente manteniendo la gradual caída de las ventas en papel. Los datos señalados indican que el sector está perdiendo volumen debido a varios motivos que son muy similares en muchos países, incluido España.

Por un lado, el informe indica el creciente impacto de la auto-edición o auto-publicación en las ventas del sector. Según un informe de Bowker del año pasado, los libros auto-editados representaron el 12% del total de las ventas de libros. Es decir, que hay una parte de lectores están comprando más libros auto-editados en detrimento de los libros comercializados tradicionalmente por el sector.

Otro motivo que se señala es que el mercado del libro se hace más pequeño cada año, ya que los consumidores –sobre todo online- optan antes por jugar, ver televisión o simplemente pasar el rato en Internet y conectados. En algunas ocasiones ya hemos comentado que, frente a esta tendencia, las editoriales se enfrentan a la necesidad de comercializar otras formas de contar historias, más allá del formato libro.

El mismo artículo señala esta postura, la de potenciar la parte creativa del negocio, en el que el contenido ya no se limita al formato libro (papel o digital) sino que pueden experimentarse nuevos modelos de “lectura”, más cerca de otras experiencias alrededor de las historias o contenidos. Obviamente, no todos los autores y géneros son propicios para todo tipo de experimentos.

Si nos ceñimos a nuestro mercado propio, convendría no tener que esperar hasta LIBER para poder analizar los datos del mercado español, dado que esto puede limitar el tiempo de reacción del sector ante estas nuevas realidades. Un tiempo que cada vez resulta más necesario, por otra parte.

3 Responses

  1. La cuestión, además, es saber si los datos que se presentarán en Liber -supongo que haces referencia al informe sobre el comercio interior del libro 2013- reflejan la realidad de la edición, producción y comercialización de libros en España. Este informe se centra en datos del ISBN y hay muchos libros, básicamente autopublicados, que no lo tienen ¿Cómo medir el impacto de la autopublicación si no se cuentan con datos fiables sobre ella?

  2. Santiago Rodríguez Álvarez

    Parece claro que el libro, en términos absolutos, puede estar tendiendo a convertirse en una suerte de – mix audiovisual – lectura/narración/juego

  3. Roberto Ramos

    «Los datos señalados indican que el sector está perdiendo volumen debido a varios motivos que son muy similares en muchos países, incluido España. […] el mercado del libro se hace más pequeño cada año.»

    Los datos de las fuentes citadas indican lo contrario: «Over the past five years, the overall value of combined physical and digital books sales has risen by 6%». http://www.publishers.org.uk/index.php?option=com_content&view=article&id=2704:one-third-of-publishers-revenues-are-digital&catid=503:pa-press-releases-and-comments&Itemid=1618

    Porcentaje que, como correctamente señalan en esta ocasión tanto el artículo como algún comentario al mismo, no incluye las ventas de las obras autoeditadas. Es decir, parece que más que contraerse el mercado se expande.

Leave a Reply