17 julio 2015

Claves para entender el valor de ofrecer experiencias

experiencesEn muchas ocasiones hemos hablado de la experiencia de compra o la experiencia de una visita a un museo o galería de arte, librería o biblioteca como un factor clave a propósito de la entrada de las diferentes tecnologías en estos espacios.

La razón que está detrás de esto muchas veces es la necesidad de ir más allá de la mera transacción (comprar un libro) o finalidad última (ver una obra de arte) en un mundo que ofrece cada vez más posibilidad y cuyos habitantes tienden a buscar novedades entre tanto oferta cultural.

También hay otra, en lo referente al compra de bienes materiales o de consumo (libros, ver películas) y es que lo no tangible también ha traído la necesidad de poner el dedo en la experiencia, más allá de lo que antes era un producto material.

Con estos cambios de hábitos y de acceso al consumo de la era digital, la experiencia es un valor añadido y cada vez más importante en cualquier oferta, bien se cultural, de compra, de servicios. Los psicólogos Tom Gilovich y Leaf Van Boven ya describieron en 2003 cómo las experiencias superan a los bienes materiales en niveles de satisfacción, identificando 7 claves:

1. las experiencias ofrecen lo que se llama una “re-interpretación positiva”, tendemos a recordar, además, lo favorable.
2. Nos aburrimos de las cosas materiales más fácilmente, nos adaptamos a las novedades materiales antes que a las experiencias.
3. Es más difícil comparar experiencias que bienes materiales porque las experiencias son mucho más subjetivas.
4. El ‘flujo’ es un estado mental al que se llega mucho antes por las experiencias.
5. Esperar una experiencia hace sea un placer anticipatorio, sin prisas y sin la gratificación instantánea de las cosas materiales.
6. Experiencias nos son una contribución a acaban por formar parte de lo que somos.
7. Como animales sociales, las experiencias nos acercan a otras personas y, por tanto, nos pueden dar mayor satisfacción personal.

Quizá, con ayuda de estas claves, podamos entender mejor qué queremos decir cuando hablamos de algunas experiencias que se pueden ofrecer en diversos campos del sector cultural, del factor emocional que en ellas participan y, en estos momentos, en parte gracias a la tecnología a nuestro alcance.

1 Response

  1. Pingback : Dosdoce.com El móvil y la nueva economía de la experiencia - Dosdoce.com

Leave a Reply