03 junio 2006

La comunidad de blogs necesita más mentes abiertas

Rebecca Blood, autora del libro “Universo del blog” (Editorial Gestión 2000), visitó Barcelona el pasado lunes para participar en el Internet Global Congress. Tuvimos la ocasión de entrevistarla para reflexionar sobre cómo los blogs están transformando el periodismo actual y las políticas de comunicación de las empresas.

Tras más de 7 años escribiendo un blog, Rebecca considera que la comunidad de blogueros necesita más pensadores independientes, mentes más abiertas, más gente que escuche y más irreverencia. Aboga por usar los blogs como plataformas para definirnos individualmente a medida que avanzamos juntos como una comunidad, unidos por nuestro compromiso compartido de opinión propia, libertad de expresión y un vigoroso intercambio de ideas.

Javier Celaya (JC): Cuando escribió su libro en 2002, ¿pensaba que el fenómeno del blog se convertiría en algo tan importante?

Rebecca Blood (RB): No, nunca lo imaginé. Yo empecé a bloguear en 1999. Por aquel entonces pensaba que a lo largo de los años se crearían mil blogs, o como mucho 10.000, y que sólo algunos de ellos tendrían altos niveles de audiencia.

Para mi sorpresa, los blogs han transformado el modelo de comunicación tradicional. Nunca pensé que se crearían millones de blogs. Algunos de ellos con audiencias muy pequeñas, de 3 a 5 lectores, otros con un seguimiento de 100 lectores diarios y unos cuantos con miles de lectores. Sinceramente, creo que el auge de los blogs nos ha sorprendido a todos.

JC: Últimamente se ha escrito mucho sobre los aspectos positivos de los blogs, pero me gustaría indagar en los aspectos negativos. En su opinión, ¿qué factores negativos tenemos que tener en cuenta sobre los blogs?
Es cierto, mucha gente ha sido demasiado idealista en relación con el potencial de esta herramienta, pero no sólo con los blogs, yo diría con Internet en general.

Uno de los factores más inquietantes de Internet y los blogs es el efecto dominó (eco) que se genera en las conversaciones en red. Hoy en día sufrimos una carga de sobreinformación inimaginable hace unas décadas. Tenemos la posibilidad de leer la versión digital de miles de diarios tradicionales de todo el mundo a cualquier hora. Esto no era posible hace 10 años. Como lectores tenemos a nuestra disposición demasiada información, mientras que la dedicación de tiempos para la lectura cada día es más limitada.

Es humano y natural leer aquello con lo que estás más de acuerdo y en cambio tener una postura más escéptica hacia aquellas opiniones que no coinciden con nuestra manera de pensar. Cuando leemos en un blog algo que coincide con nuestra forma de pensar, decimos: “Ah! Esta persona es muy inteligente”. Sin embargo, cuando leemos un blog que expresa un punto de vista totalmente diferente a nuestra postura cuestionamos inmediatamente su credibilidad y argumentación.

Inconscientemente, tendemos a leer más blogs que coinciden con nuestros puntos de vista, y al final nos podemos encontrar leyendo 10 ó 20 blogs con una línea argumental similar y pensar que todo el mundo piensa como uno mismo. Aunque somos conscientes de que hay una minoría que piensa de otra manera, no les otorgamos credibilidad y por ello no los enlazamos ni los mencionamos. Tenemos más información de la que podemos absorber; por este motivo, debemos que aprender a desarrollar mecanismos para procesar la buena información, sea cual sea su línea argumental.

Desgraciadamente, este tipo de hábitos de lectura pre-condicionada es muy peligroso y tiene lugar en todas las partes del mundo y en todas las vertientes políticas. Pero me gustaría aclarar que no es un aspecto exclusivo de los blogs, más bien es un peligro que existe en toda la red.

JC: Algunos blogs aspiran a convertirse en medios de comunicación periodísticos. ¿Cree que este es el modelo a seguir?

Algunos blogueros seguirán este modelo, pero creo que la mayoría no lo hará. En mi opinión, la mayoría de los blogs son diarios personales donde el autor opina abiertamente sobre diferentes temas, sin aspirar a convertirse en medio de comunicación o a que le digan cómo debe bloguear, bajo qué reglas, modelos o formatos. Estas personas sólo quieren publicar lo que consideran oportuno e interesante en un determinado momento.
Son los propios lectores los que deben establecer sus propios criterios de lectura y credibilidad hacia cierto tipo de blogs. En mi opinión, los medios tradicionales y los blogs se complementan. Cada uno tiene su papel y contribución en el proceso informativo.

JC: Hablemos ahora sobre el impacto de los blogs en el mundo empresarial. ¿Qué aportan estas herramientas a las empresas?

No hay duda de que pueden ser útiles para cierto tipo de empresas y actividades económicas, pero no debemos pensar que los blogs por sí mismos necesarios y eficaces en todo tipo de empresas. Debe quedar muy claro que los blogs no son la panacea para las empresas. Depende de la cultura empresarial de cada una de ellas y del enfoque que se le dé a la herramienta. Cada empresa debe decidir el nivel de conversación y transparencia informativa que desea tener con sus clientes.

JC: En relación a la conversación que tiene lugar en la mayoría de los blogs, algunos lectores opinan que es la parte más interesante de los mismos, mientras que otros consideran que es irrelevantes. ¿Cuál es su opinión?.

Depende del editor del blog y del enfoque del mismo. Yo sólo llevo un año permitiendo comentarios en mi blog. Hay blogueros que han logrado cultivar una amplia comunidad de lectores que aportan excelentes comentarios a sus entradas, mientras que otros blogueros tienen menos interés en cultivar este tipo de diálogo escrito.
El software que utilizaba anteriormente no permitía a los lectores escribir comentarios, pero ahora sí es posible escribirlos. No obstante, no tengo ningún problema en moderar los mismos (borrarlos, editarlos, etc.) en caso de que considere necesario hacerlo (insultos, comentarios fuera de lugar, etc.)

JC: Como autora de un libro, ¿cuál es su opinión sobre el impacto de los blogs en la promoción del libro? ¿Cuál ha sido su experiencia?

Interesante pregunta, pero en estos momentos no sabría valorar el impacto que haya podido tener en mi libro. Yo ya tenía un blog antes de publicar mi libro. Cuando lo publiqué pensé que mi nivel de audiencia subiría de forma exponencial, pero verdaderamente no fue así. Pero sí es cierto que la oportunidad de publicar mi libro surgió del blog. Un día recibí un email de un editor preguntándome si estaba interesada en publicar un libro sobre el mundo de los blogs y ¡aquí estoy!.

No hay duda de que mi blog me ha dado mucha visibilidad. Creo que es uno de los beneficios derivados más importantes que aportan los blogs a las personas normales, mucha visibilidad dentro y fuera de la Red. Tengo un lugar en la Red, los lectores pueden encontrarme y pueden comunicarse directamente conmigo. Si fuera una autora más conocida, seguramente el nivel de audiencia de mi blog subiría; pero en mi caso, primero soy bloguera y luego escritora.

En colaboración con la revista Tökland, publicaremos en los próximos días esta misma entrevista en formato video para que los lectores puedan verla y escucharla en versión original (inglés).

Actualizado: Ver entrevista en Tökland

Leave a Reply