02 octubre 2010

La tercera generación de dispositivos móviles transformará el concepto de lectura tradicional

Javier Celaya

El libro deja de ser un objeto para convertirse en una
aplicación. La tercera generación de dispositivos móviles, liderada por
los tablets y los teléfonos inteligentes o smartphones, está acelerando
la producción de contenidos digitales y la aparición de «libros
enriquecidos» con nuevas funcionalidades y servicios que transformarán
el concepto de lectura tradicional. El sector editorial, reunido esta
semana en el salón Liber de Fira de Barcelona, se prepara para explotar
las oportunidades de negocio que abren las nuevas tecnologías.

Según Javier Celaya, fundador del portal Dosdoce.com,
especializado en analizar tendencias relacionadas con la tecnología y
la cultura, la industria del libro tiene que competir con los dos
tercios de contenidos gratuitos que hay en Internet. «Cada día se crean 7
millones de páginas web y 3.000 millones de contenidos en Facebook, y
el sector editorial ha de ofrecer servicios y aplicaciones que
enriquezcan el contenido de los libros y la experiencia lectora para que
el comprador esté dispuesto a pagar por ello».

Para Celaya,
«España siempre pasa del pasado al futuro sin caminar por el presente».
En los últimos dos años se ha asumido naturalmente la lectura en
pantalla en diferentes dispositivos. De hecho, la mitad de los españoles
lee ya en algún soporte digital, de los cuales el 46,1% lo hace a
través del ordenador, el 6,7% a través de móvil o agenda electrónica y
el 1,1% utiliza un e-Reader (e-book), según el último barómetro de
Hábitos de Lectura y Compra de Libros que elabora la Federación de
Gremios de Editores de España, correspondiente al segundo cuatrimestre
de 2010. También se ha disparado la venta de smartphones en detrimento
de los modelos tradicionales y se augura que este será el año de los
tablets.

En este sentido, Javier Celaya asegura que el sector
editorial ha de ver estos dispositivos como «soporte de lectura y
también como canal de venta de contenidos, creando aplicaciones que
permitan, por ejemplo, la geolocalización de librerías con
recomendaciones de los lectores; la integración de las conversaciones
sobre libros en las redes sociales y la incorporación de la realidad
aumentada, así como las funcionalidades del ‘libro enriquecido’, lo que
supone una nueva forma de escritura multimedia».

Este «libro
enriquecido» ha de garantizar una mejor accesibilidad a los contenidos y
permitir, entre otras opciones subrayar y realizar anotaciones; ver y
acceder a las notas de otros lectores; compartir opiniones en la red;
trasladar el texto a voz; e incluir vídeos, imágenes, mapas y
gráficos…

Venta de libros a través de móviles

View more presentations from Dosdoce.
Antes de lanzarse a la producción de aplicaciones,
Celaya recomienda a la industria editorial el análisis de los hábitos de
los lectores y detectar los perfiles de usuarios y su comportamiento
ante la lectura en pantallas, así como una política de precios basada en
los servicios relacionados con los contenidos y determinada en un
mercado global. «Ya no vale el café para todos», concluye Javier Celaya.

 

Leave a Reply