19 julio 2011

Venta a través de plataformas transversales de contenidos digitales (libros, música, prensa, revistas, cine, etc.)

logos de plataformas transversalesAdemás de vender directamente a través de sus webs y de llegar a acuerdos comerciales con el mayor número de tiendas online especializadas en libros, las editoriales deberían también tener en cuenta las plataformas transversales de venta de contenidos digitales (libros, música, prensa, revistas, cine, etc.).

Aquellas editoriales que asuman sin miedos que en el siglo XXI el libro es más que un producto de ocio entenderán perfectamente la necesidad de comercializar sus libros en estas plataformas transversales. Cuanto antes asumamos que la lectura compite contra la música, el cine, las series de TV o los videojuegos como opciones de entretenimiento, mejor futuro tendremos como sector en la nueva sociedad digital. Debemos mentalizarnos de que el libro será comparado con las otras alternativas de ocio y por tanto tenemos que ofrecer una mejor experiencia de consumo del mismo, precios más competitivos en línea con las otras ofertas, posibilidad de compartirlo (concepto de lectura social), entre otras funcionalidades que enriquezcan su oferta y demanda.

Dentro de este bloque de plataformas transversales de contenidos de ocio incluimos a las archiconocidas plataformas como Amazon (que a veces se nos olvida que vende muchas más cosas que libros); Apple, con sus cerca de 20 millones de tabletas en todo el mundo; y Google, que agrega muchos más contenidos que únicamente libros.

También añadimos a esta categoría las nuevas plataformas transversales de contenidos, como TheCopia.com, que ofrece hoy en día libros, pero que próximamente comercializará música, revistas, prensa, series de TV y cine. También incluimos en este bloque a nuevos actores como Telefónica, que ha mostrado su interés en participar en este negocio, ya que tiene mucho sentido ofrecer a sus clientes todo tipo de contenidos transversales a través de sus canales.

La transversalidad de contenidos culturales y de ocio tiene muchísima lógica en Internet. Las personas consumimos diferentes contenidos culturales a lo largo del día: escuchamos música, hojeamos un periódico o revista, vemos una serie de TV o película o leemos un libro. Ofertar todos estos contenidos a través de una misma plataforma simplifica el proceso de compra a los usuarios y por tanto incrementa su consumo, como indican los más de 1.500 millones de descargas de todo tipo de aplicaciones en la plataforma de Apple.

Todas las empresas, independientemente de su actividad económica, conocen muy bien los beneficios derivados de las ventas cruzadas. Internet no sólo facilita la venta cruzada de contenidos complementarios, sino que permite a todo tipo de empresa a beneficiarse de estas oportunidades de negocio, con independencia de su tamaño y especialidad.

Más contenidos transversales atraen a diferentes públicos con diversas afinidades. En cualquier negocio basado en Internet, más público es igual a más tráfico, lo que conlleva un mayor potencial incremento en los ingresos por transacción. Nada nuevo en economía, tan sólo simplificado y amplificado en formato digital.

A lo largo del siguiente curso académico (2011-2012) veremos movimientos estratégicos en el sector cultural para aprovecharse de las nuevas oportunidades de negocio que ofrece Internet. Nos adentramos en un nuevo escenario de actuación donde la relación entre las empresas y sus usuarios (B2C) tendrá un mayor peso que el actual modelo de intermediación «empresa a empresa» (B2B). En la era digital, los principales activos y clientes de las editoriales son los autores y sus lectores, respectivamente. No lo olviden.

Aprovecho para desear a todos los lectores de Dosdoce.com un buen verano.

Artículos relacionados con este tema:

Leave a Reply