18 julio 2011

Venta a través de tiendas online especializadas en libros

logos tiendas online de librosAdemás de vender directamente a través de sus webs, las editoriales deberían también llegar a acuerdos comerciales con el mayor número de tiendas online especializadas en libros con el fin de incrementar la visibilidad de sus catálogos en el inmenso océano que representa Internet.

Dentro de este bloque incluimos a las tiendas digitales de La Casa del Libro, FNAC, El Corte Inglés, Laie, Alibri o La Central, entre otras librerías, así como a las nuevas tiendas online y plataformas especializadas en la comercialización de ebooks como Leqtor, Amabook, Todoebook, E-libro, etc.

También añadimos a este bloque tiendas internacionales especializadas en el mundo del libro como Kobo, Waterstones o específicamente a Barnes & Noble, que en pocos meses ha logrado redefinir su estrategia de negocio convirtiéndose en uno de los principales actores en la carrera digital.

El principal valor añadido de todas las entidades que forman parte de este bloque es un amplio conocimiento del mundo del libro. Llevan años trabajando en este sector y sin lugar a dudas conocen mejor que nadie todas sus singularidades, pero desgraciadamente Internet afecta de lleno a su principal función como intermediario. No hay que olvidar que Internet no es más que un tsunami empresarial que arrasa con todos aquellos intermediarios, de cualquier actividad económica, que no son capaces de redefinir su papel de intermediario en la era digital.

Al igual que muchos otros intermediarios, la mayoría de los libreros no tiene muy claro qué cambios deben introducir en su modelo de negocio para garantizarse un papel en el futuro digital. En el pasado informe El Libro Electrónico, publicado por el Ministerio de Cultura, se hace mención a una encuesta hecha a varios libreros por la Librería Proteo con la colaboración de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). En dicha encuesta se asegura que los libreros ya están preparados para desarrollar modelos de negocio en torno a los libros digitales, aunque más adelante se señala también que, a pesar de que no paran de darle vueltas a las adaptaciones posibles, no saben muy bien cómo enfocar los cambios.

Afortunadamente, en los últimos meses hemos detectado cómo el mundo de las librerías está reaccionando al envite digital apostando fuertemente por la incorporación de las nuevas tecnologías en sus procesos de recomendación y venta de libros. Por un lado, un grupo de diez libreros acaba de estrenar AbalúLibros.com, una plataforma de venta online de libros que desea tener una mayor interrelación con el cliente a través de las potenciales ventajas de la web social. La idea de los promotores es crear una gran librería online donde poder comprar cualquier posible libro con toda la información necesaria, tanto de cada título como de su disponibilidad y fecha de entrega. Ya cuentan con un fondo inicial de 400.000 ejemplares de todo género y disciplina con toda la información requerida, suma de las bases de datos de las diez librerías adscritas a esta plataforma. Por otro lado, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), que reúne a 1.600 librerías en toda España, ha lanzado recientemente la plataforma Todostuslibros.com, que contiene un buscador que ofrece más de un millón y medio de referencias para poder comprar en sus librerías asociadas. También ofrece datos reales de las ventas de las librerías españolas y el acceso a los libros más vendidos, todo para facilitar la búsqueda. Varias fuentes indican que a la vuelta del verano veremos sorprendentes apuestas digitales en algunas de las principales cadenas de librerías de nuestro país. Ojalá los libreros nos tengan preparada alguna sorpresa, de verdad.

Por último, pero no por ello menos relevante, también deberíamos incorporar a esta categoría a las nuevas plataformas de acceso en streaming a libros como 24Symbols, más conocido como el Spotify de los libros. Aunque no veo la viabilidad de su actual modelo de negocio para los autores, y mucho menos aún para los editores, comparto que a medio-largo plazo las subscripciones serán sin duda una de las principales vías de ingreso de las editoriales. No obstante, este futuro modelo de subscripciones tendrá previsiblemente una mayor inclinación hacia accesos de pago como Safaribooksonline o Netflix que la actual apuesta por la gratuidad de Spotify.

Mañana continuaremos este reportaje compartiendo nuestras reflexiones sobre las oportunidades que ofrece a las editoriales la venta a través de plataformas transversales de contenidos digitales (libros, música, prensa, revistas, cine, etc.).

Artículos relacionados con este tema:

Leave a Reply