09 septiembre 2013

Bibliotecas en los aeropuertos

biblioteca aeropuertoMuchos de los aeropuertos de Estados Unidos se han asociado con bibliotecas locales para ampliar las oportunidades de lectura a los pasajeros que suelen tener bastante tiempo libre mientras esperan un vuelo.

Tengamos en cuenta que en Estados Unidos es muy habitual viajar de una ciudad a otra en avión, por lo que el uso de las bibliotecas en los aeropuertos tiene mayor sentido (si hablamos sólo de libros de papel), dada la afluencia de personas con asiduidad.

Además, estas bibliotecas pueden aprovechar el WiFi abierto de los aeropuertos (algo también habitual allí) para promover y facilitar el préstamo de libros digitales, dada la gran cantidad de personas que viajan en la actualidad con diferentes soportes de lectura.

Algunas de ellas también ofrecen códigos QR para que los viajeros puedan acceder y ver los ejemplares de las bibliotecas en su sección digital. Sin necesidad de ninguna tarjeta de la biblioteca, los usuarios no tienen más que elegir el libro y descargárselo de manera gratuita. En otras, además, se ofrece información sobre la ciudad, eventos culturales, fotografías, mapas u otro material de archivo.

También puede ser una gran idea cuando se viaja con niños. Las esperas pueden ser muy largas y los más pequeños tienen facilidad para aburrirse en esos momentos en los que parece que no se puede hacer nada. Una buena selección de libros infantiles en las estanterías puede hacer la espera más llevadera y tranquila.

Aeropuertos en Helsinki y Ámsterdam también tienen servicios similares. Hay quien pueda pensar que quien lee en digital ya tiene libros suficientes en su soporte, pero quién sabe, quizá se encuentre con la necesidad de leer o consultar algo a lo que no puede acceder, o la biblioteca tenga algo exclusivo y de suficiente interés. Del mismo modo, si la lectura es en papel y no se quiere cargar con más peso, es una buena opción, dada la escasa oferta que se puede encontrar en los quioscos de los aeropuertos.

De cualquier manera, es una muy buena iniciativa que se debería extender y que, con las debidas estrategias, puede atraer a lectores que viajen con la biblioteca de su móvil, ereader o tableta llena. Atraer en momentos de espera a lectores de papel seguramente sea más fácil, ¿o no?

3 Responses

  1. Pingback : Lecturas, viajes y desplazamientos 2012-2013 | El desván de NeoDodos

  2. Pingback : Lecturas, viajes y desplazamientos (2012-2013) | El desván de NeoDodos

Leave a Reply