30 octubre 2013

La importancia de la adopción de una estrategia digital

digital “Embracing Digital Technology: A New Strategic Imperative” es el título de un estudio realizado por el MIT Sloan Management Review y Capgemini Consulting (con encuestas a 1.559 ejecutivos y directivos en una amplia gama de diferentes industrias). En él se aborda el problema de adoptar nuevas tecnologías de forma eficaz frente a la obsolescencia o la competitividad.

En todo ámbito ya se ha asumido la importancia de la adopción de las diferentes tecnologías digitales, si bien es cierto que en muchas ocasiones se encuentra que el proceso puede ser lento y complejo.

También en muchas ocasiones, según el estudio, son los propios dirigentes de las empresas o instituciones los que no ven claro ni con urgencia la importancia de la tecnología en el avance de sus negocios. Algo que, realmente, se puede observar en muchas ocasiones desde el ámbito cultural en el que nosotros trabajamos.

Según el informe, al no verse resultados inmediatos se tiende a considerar que la inversión tecnológica quizá no sea tan necesaria, cuando no se ha hecho más que automatizar algunos procesos de trabajo, en lugar de establecer una verdadera hoja de ruta digital que ayude en todos los aspectos a mejorar los servicios, experiencias de clientes, modelos de negocio o los propios productos.

Algunas conclusiones del informe son:

-Según el 78 % de los encuestados, la transformación digital será crítica para sus organizaciones en los próximos dos años.

-Frente a esto, el 63% dijo que el ritmo del cambio tecnológico en su organización es demasiado lento.

-El obstáculo más citado para la transformación digital fue la total “falta de urgencia”.

-Sólo el 38 % de los encuestados afirmó que la transformación digital es un elemento permanente en la agenda de su Directivo (CEO).

-Cuando los directivos han compartido su visión para la transformación digital, el 93% de los empleados sienten que es lo correcto para la organización. Pero la realidad es que sólo un 36 % de los directivos han compartido esa visión.

-Sólo 7 % de los encuestados dijo que las iniciativas digitales de su compañía estaban ayudando a poner en marcha nuevos negocios, pero sólo el 15 % dijo que estaban surgiendo nuevos modelos de negocio gracias a la tecnología digital.

No obstante, muchas de las organizaciones o empresas ya están creando departamentos o puestos para las diferentes iniciativas digitales. Muchas de ellas teniendo a compañías puramente tecnológicas como ejemplo y, en ocasiones, como aliados estratégicos.

Uno de los ejemplos que se pone es el de las cafeterías Starbucks, que consiguieron hacer crecer su cuota de mercado gracias a su estrategia digital, ofreciendo Wi-Fi, contenidos gratuitos en Internet junto a The Economist, etc.

Es decir, ofreciendo servicios alrededor, en este caso, del producto que ofrecen: el café. Algo que no se puede digitalizar, evidentemente, pero sí todo su entorno de servicios y experiencia para sus clientes. Algo de lo que hablamos en ocasiones a propósito de las librerías físicas, bibliotecas, museos, etc.

Como conclusión, lo evidente es la importancia de que los directivos se impliquen, tomen las riendas o construyan un equipo para enfrentarse a la transformación digital de sus empresas u organizaciones. No es necesario buscar una transformación total, sino dar pasos e ir avanzando a la vez que experimentando.

Por su puesto, aquello de tener un par de perfiles en redes sociales y poco más nunca va a ser suficiente. La digitalización de las empresas debe abordar todos los aspectos de éstas, no sólo algunos como el marketing o los procesos.

Lo básico es entender que toda inversión que se haga en este sentido es ganar mejoras, servicios y competitividad. Quedarse atrás o a la espera de lo que hace la competencia puede ser un riesgo difícil de remontar.

2 Responses

  1. Silvana

    Es el gran dilema de la empresas, el engagement de los empleados ( con un rango de edades muy variado, muchos de ellos con dominio de la social media desde la perspectiva del uso personal), es real, algo así como pasional, mientras que los directivos, quizás porque sienten que deben dar una imagen de estereotipo responsable tienen actitudes muy conservadoras. También es una realidad que la mayoría de los directivos de empresas son de la época precedente a todas estas tecnologías innovadoras, por lo tanto se decantan más por los viejos métodos tradicionales. Es el eterno divorcio que subsiste en las empresas. Poco a poco cambiará porque habrá un recambio generacional necesario para permitir el avance.

  2. Pingback : Los museos en tiempos de la transformación digital | Comunicación Cultural

Leave a Reply