06 febrero 2014

Crea historias de gran impacto visual con Storehouse

Storehouse Storehouse es una aplicación móvil para compartir historias al modo en que los anglosajones llaman «storytelling» y que tiene tan complicada traducción al castellano. Cuenta-cuentos no define del todo lo que significa en contextos como en el que solemos hablar.

Como en algunas aplicaciones o plataformas que hemos visto, como Cowbird, se pueden crear, compartir y descubrir otras historias, pensamientos, anécdotas de otros usuarios.

Su diseño es tan acertado y su funcionamiento tan sencillo que consigue hacer que las historias sean visualmente muy atractivas (por supuesto, se pueden añadir imágenes, fotografías y vídeos acompañando al texto). De hecho, su creador es uno de los más conocidos expertos en diseño de interfaz de usuario de Apple: Mark Kawano. Como es lógico, el diseño de la aplicación está optimizado para el iPad.

Da igual el modo en que se construyan las historias, porque el diseño adaptativo hace que sean compatibles con cualquier formato de la pantalla. La versatilidad que permite el iPad en cuanto a movimientos hace que editar todo el contenido sea muy rápido y fácil. Se puede acceder a cualquier contenido o recursos sencillamente importando desde Facebook, Dropbox, y del carrete de la tableta.

Una de las cosas más interesantes de este tipo de aplicaciones y el poder descubrir lo creativa que puede llegar a ser la gente y lo bien que entienden estos nuevos medios en los que todo está integrado. Herramientas que dan como resultado nuevas formas de narrativa, breves o extensas, muchas veces para describir desde hechos cotidianos a inquietudes narrativas.

Utilidad que -sin duda, dada la naturaleza de la aplicación– también se puede extender a un entorno docente donde demuestren su creatividad para contar historias en un entorno en el que la presentación visual también es importante.

Leave a Reply