05 mayo 2014

Las editoriales educativas apuestan por los modelos de subscripción

scholastic-cute-logo1Scholastic ha comenzado un programa de suscripción para los libros escolares (Storia School Edition eBooks y Core Clicks), tanto de ficción (clásico y contemporáneos) como de no ficción. Un año de suscripción supone acceder a una biblioteca de más de 2.000 libros.

Con este programa, los alumnos tendrían un acceso ilimitado a los contenidos tanto en la escuela como en casa. A través del ordenador personal, portátil, tableta o móvil. Este libre acceso supone, además, que varios estudiantes pueden estar accediendo al mismo contenido sin necesidad de esperar a que otro antes haya acabado.

Existe también la posibilidad de llevar un registro de las lecturas –disponibles en todos lo niveles- para ver cómo progresan los alumnos, así como de que el profesor haga informes acerca de la actividad lectora de los estudiantes. Tanto docentes como alumnos pueden crear su propia biblioteca digital o crear grupos de lectura.

Aparte, el programa también incluye artículos breves, pasajes literarios, marcado de texto, diccionarios, análisis de textos, herramientas de pronunciación –con audio- y ejercicios para ayudar a la concentración durante la lectura.

El modelo de suscripción, con cada vez más ejemplos en el ámbito de las publicaciones, tanto editorial como en prensa, entra en las escuelas con toda la naturalidad del mundo, posiblemente porque el entorno académico sea de los más propicios para este modelo.

Si por algo han destacado el sector educativo es por entender las nuevas formas de acceder al conocimiento que supone la irrupción de lo digital en las escuelas, y fuera de ellas, bien mediante libros digitales, plataformas o aplicaciones móviles, cada vez más usadas y solicitadas.

2 Responses

  1. Interesante noticia, en cualquier caso opino que las grandes editoriales solo darán este paso en cuanto les sea rentable económicamente y estamos lejos de ello pues el paste en los libros de texto en papel y pagados uno a uno es demasiado grande y hay muchos intereses para que siga así.

  2. Pingback : Las editoriales educativas apuestan por los modelos de subscripción | Comunicación Cultural | APUNTES @HMARTINEZ

Leave a Reply