12 enero 2015

Plan estratégico de la Biblioteca Pública Digital de América

images_elibraryComo ya viéramos una vez con la Tate, la Digital Pyblic Library of America (DPLA) también ha anunciado y puesto en conocimiento de todos un plan estratégico tanto de promoción y marketing de sus labores, así como en la continuación de su trabajo hecho hasta ahora, tanto en lo referente a los contenidos como en lo dedicado a la tecnología.

Con ello quieren que la gente conozca cuáles son las posibilidades, servicios, recursos, etc., que pueden ofrecer a su comunidad actual y potencial de usuarios. Un plan estratégico que consideran incluso más importante que su propio desarrollo tecnológico para esta organización que ya ha cumplido 12 años. En su primer aniversario (abril de 2014), la DPLA contenía más de 7 millones de contenidos digitalizados del patrimonio cultural de 1.200 instituciones del país.

En lo referente a los contenidos, esperan continuar recopilando toda la gama posible de la expresión humana: libros y manuscritos, fotografías y obras de arte, documentos audiovisuales y contenidos multimedia. Para ello pondrán hincapié en la calidad sobre la cantidad. Ordenar y categorizar será la fase necesaria para conseguir que los contenidos sean fácilmente accesibles a los usuarios.

Así, no se trata tanto de recopilar contenidos (que se pueden encontrar ya en Internet Archive o en Flickr) como en poner el foco en materias cuidadosamente seleccionadas, en parte contando con la colaboración de instituciones especializadas en campos concretos.

También anuncian un nuevo plan para ampliar su agenda de investigación y evaluación de los posibles nuevos contenidos a añadir. Aquí entran factores como la complejidad de los procesos de digitalización (contenidos multimedia y audiovisuales) o las cuestiones de los derechos y licencias (libros y ebooks). Para ello piensan en la posibilidad de un gran centro de recopilación de datos así como en la búsqueda de nuevos modelos de negocio, como las donaciones, el crowdfunding o la autoedición.

Otro campo con el que quieren ampliar su trabajo es el de la investigación, sobre todo desde un punto de vista de la colaboración (ya están en el programa Project SHARE) con bibliotecas y universidades de todo el país. Para ello también ampliarán sus esfuerzos en mejorar los metadatos que faciliten el procesamiento y la gestión de sus contenidos.

Obviamente, todo esto va unido a una mejora de los servicios web, tanto en diseño, usabilidad, accesibilidad, contenidos en la nube, buscadores, líneas de tiempo, etc. Todo unido a una mentalidad de trabajo con código y acceso abierto, similar a con la que trabajan en Europeana, Trove (Australia), y DigitalNZ (Nueva Zelanda). Proponen para ello fomentar el desarrollo de sus aplicaciones a través de los hackathons, congresos, y otras oportunidades para reunir a comunidades de desarrolladores.

En el fondo de todo está, claro, encontrar un equilibrio entre la financiación y la puesta en escena de todos los objetivos marcados hasta el 2017.

Leave a Reply