17 marzo 2015

Un primer libro para aquellos con pocos recursos

first-book_logoFirst Book (Primer libro) es un plataforma de venta de libros para lectores e instituciones con recursos económicos muy limitados.

Su labor es muy encomiable, ya que trabajan básicamente para niños y jóvenes desfavorecidos, haciendo, en muchos casos, que sea gracias a esta iniciativa que tengan acceso a su primer libro, ya que de otra manera les sería más difícil.

La colaboración de las editoriales con este proyecto consiste en vender sus libros de fondo y novedades hasta con un 90% de descuento a aquellas personase instituciones que demuestren que tienen recursos económicos limitados, como decíamos.

Las editoriales saben gracias a los datos de First Book que si no los venden con estos grandes descuentos, este colectivo nunca comprará libros, su alfabetización se verá limitada y es posible que no lleguen a convertirse en lectores.

También aceptan donativos directos de cualquier persona o institución. El 97% de los ingresos van directamente a proporcionar libros nuevos a esos niños necesitados.

Hasta el momento, la plataforma ya ha distribuido más de 120 millones de libros y recursos educativos –también digitales- en Estados Unidos y Canadá a programas y escuelas que atienden a niños de familias de bajos ingresos.

El 42% de los niños en Estados Unidos -más de 30 millones- viven en hogares de bajos ingresos, por lo que su proyecto puede es muy útil y ambicioso a la vez.

Según un estudio llevado a cabo por la misma plataforma a 2.564 estudiantes durante 14 meses, vieron que su iniciativa mejoró notablemente el interés de aquellos por la lectura, así como el deseo de aprender más. Asimismo, más del 70% de los niños continuaron las actividades de alfabetización en casa después de recibir los libros de First Book.

Por otro lado, en una encuesta de 1.800 miembros de la red de las escuelas de First Book, el 99,1% afirmó que estos primeros libros les permitirían aumentar las oportunidades o actividades educativas, incluida la participación de los padres.

En definitiva, otra excelente manera de fomentar la demanda en un colectivo muy sensible al precio de los libros.

Leave a Reply