24 marzo 2020

Fomentar la compra de ebooks y audiolibros durante la cuarentena del Coronavirus

Más allá del loable gesto social de liberar unos pocos ebooks para entretener a los ciudadanos en sus casas (creo sinceramente que algunas editoriales están sobreactuando regalando demasiados títulos), el sector editorial tendría que poner en marcha varias iniciativas con el objetivo de mantener la lectura en pantallas como una de las principales actividades culturales de nuestros hogares durante el #coronavirus.

Dado que millones de españoles y latinoamericanos estaremos encerrados en nuestras casas las próximas cuatro semanas, o hasta puede que cinco o seis…, el sector editorial debería apostar firmemente por fomentar la demanda de sus contenidos digitales (ebooks y audiolibros) con el fin de paliar las grandes pérdidas que están incurriendo en las ventas de sus libros impresos. 

Aquí va una serie de posibles medidas a implementar a corto plazo: 

Ofrecer cada semana grandes descuentos (desde el 40% hasta el 70%) en el PVP de determinados ebooks y audiolibros (novedades y fondo) con el fin de atraer el interés de los lectores. Varias editoriales han detectado un incremento en ventas del 50% de sus ebooks en la primera semana de la #cuarentena. El sector debe fomentar esta demanda existente en el mercado dinamizando los precios de venta al público; si no, decaerá. 

Desde el inicio de la #cuarentena del #coronavirus, las bibliotecas está experimentando un fuerte incremento en el número de prestamos de ebooks y audiolibros. Las editoriales deberían permitir que las plataformas de préstamo digital de las bibliotecas públicas (eBiblio, eLiburutegia, Biblioteca Digital de Chile, etc.) puedan ofrecer préstamos en concurrencia. Es decir, que miles de personas lean/escuchen un mismo ebook o audiolibro a la vez. ¿Os imagináis el impacto que tendría el que toda una ciudad leyera el mismo ebook o escuchara el mismo audiolibro durante la #cuarentena? Las licencias de concurrencia incrementar los préstamos en las bibliotecas lo que implica más ingresos para las editoriales . 

Las editoriales deberían comercializar todo su catálogo de ebooks y audiolibros en las plataformas de suscripción como Storytel, Nubico, Scribd, entre otras, con el fin de beneficiarse del fuerte incremento que están experimentando las mismas. Tras el anuncio de la #cuarentena, las plataformas de suscripción están experimentando crecimientos superiores al 100% en nuevos subscriptores y no dejan de crecer. Las editoriales no deberían desaprovechar los ingresos derivados de estas plataformas, que alcanzan ya casi el 20% del total de los ingresos digitales de las editoriales en ebooks y hasta el 80% en audiolibros.  

Las ventas digitales de ebooks y audiolibros no reemplazarán las pérdidas de las ventas en papel, pero colocarán al mundo del libro en el centro de atención e interés de los ciudadanos durante esta maldita #cuarentena.

Si dejamos que la descarga gratuita de ebooks y audiolibros sea la principal acción de las editoriales en esta crisis, el sector editorial habrá perdido una oportunidad única para hacer crecer su facturación digital. ¿O es que no le interesa que crezca? 

Leave a Reply