31 mayo 2015

12 claves para ofrecer préstamo digital en bibliotecas

Desde la irrupción de Internet han sido muchas las cosas que han cambiado en la forma de crear, distribuir, comercializar y leer todo tipo de contenidos (libros, revistas, prensa, etc.)

Con el fin de facilitar el camino que supone pasar de una biblioteca que ofrece solo contenidos en papel a otra donde también se incluya el préstamo digital en bibliotecas públicas y escolares, presentamos una nueva “hoja de ruta” con los aspectos clave a tener en cuenta para ofrecer este servicio a los usuarios y asegurar el éxito del proyecto, incluyendo de esta forma a los lectores digitales que quizá se habían alejado algo de la biblioteca en los últimos años.

Lo que se desprende a simple vista es la amplia variedad de modelos que podemos adoptar, tomando las decisiones que en cada caso particular sean más adecuadas para nuestra biblioteca y usuarios.

Más allá de los modelos “enlatados”, la tecnología permite la personalización de cuestiones como la procedencia del contenido (abriendo la posibilidad de incorporar libros escritos por usuarios de la propia biblioteca), la disponibilidad del contenido que queremos prestar (por ejemplo, el libro completo o solo un capítulo) o incluso el tipo de transacción que la biblioteca asume por dicho préstamo (desde el pago por préstamo al pago social). El conocimiento y formación de todos los participantes en la implantación del proyecto será clave para poder dar un buen servicio al usuario y rentabilizar los recursos públicos.

Tener o no tener tecnología

La primera decisión que tendrá que asumir la biblioteca será la concerniente a la tecnología que utilizará, y que va desde la construcción de una plataforma propia hasta la adquisición de una plataforma de “marca blanca”, o incluso se puede optar por un acuerdo de licencia con plataformas comerciales.

Procedencia y tipo de contenidos

Con un marco tecnológico definido, si queremos aprovechar bien las ventajas de esta nueva modalidad de préstamo tendremos que conocer que no solo dispondremos de los contenidos ofrecidos por editoriales o autopublicaciones (propias del modelo en papel), sino que podremos ofrecer de forma sencilla contenido creado por la propia biblioteca (por ejemplo, guías de lectura) o incluso por los propios usuarios (como tesis o narraciones locales).

Los contenidos de esta forma no solo serán más plurales, también podremos establecer diferentes formas de realizar esta selección, incluyendo la clásica realizada por los profesionales bibliotecarios pero a la que añadiremos las peticiones o desideratas de los propios usuarios y las ofrecidas por las plataformas comerciales.

Entrega de los archivos

Para la recepción propia de los archivos también disponemos de varios canales, desde una plataforma especializada en préstamo bibliotecario a una plataforma de distribuición generalista de ebooks hasta directamente de las propias editoriales. Además podemos optar por realizar la adquisición título a título o por paquetes de títulos ofrecidos por las plataformas comerciales, así como préstamos de títulos completos o por fragmentos (adecuando de esta forma la oferta a la demanda y rentabilizando los presupuestos), la variedad de formatos (PDF, ePub, Apps…) y el sistema de protección de los mismos (DRM, Streaming…).

Modelos de compra (12 tipo de licencias de adquisición de contenidos)

Un apartado especial debido a su variedad y complejidad requieren los modelos de compras de licencia que podemos establecer para los documentos digitales que incluyamos en nuestro préstamo digital. En la infografía hemos detectado hast 12 tipo de modelos de compras. Desde la tradicional licencia que limita  el número de préstamo por usuario o por tiempos hasta modelos más innovadores como licencias sin caducidad o ventas perpetuas.  Es importante conocer las singularidades de cada uno de este tipo de modelos de compras para poder por un lado negociar con los titulares de los derechos o sus representantes y por otro para tomar decisiones que aseguren una rentabilidad de los recursos económicos públicos acorde a la demanda y necesidades de los usuarios. Muchos bibliotecarios consideran que el actual modelo de compra de licencia con caducidad de dos años reduce la voluntad de comprar un mayor número de ebooks para generar una mayor demanda. Las licencias con caducidad obligan a los bibliotecarios a comprar por adelantado ebooks sin conocer su demanda real. En el caso de que los préstamos adquiridos no sean solicitados en el plazo de dos años, los ebooks desaparecen de la plataforma al término del mismo. Algunos editores también están viendo cómo las licencias con caducidad reducen también el potencial de renovación de las licencias adquiridas o compra de novedades, dado que los bibliotecarios no compran más licencias hasta que se hayan consumido todos los préstamos con caducidad para garantizar la sostenibilidad económica del préstamo bibliotecario.

Tipo de transacción / pago

En cuanto al tipo de transacción que realiza la biblioteca por dichos contenidos, el ámbito digital también nos ofrece mucha más variedad, incluyendo por ejemplo el pago según grado de lectura, de solo aquellos libros que se presten, o incluso micropagos por consultas o parte fraccionada del contenido. También el establecimiento de una política prestataria para el ámbito digital, que puede coincidir o no con la fijada para los libros en papel.

Dinamización de la lectura en pantallas y fomento de la lectura

Por último, hay que tener en cuenta la dinamización y el fomento de la lectura en pantallas desde la propia formación, participación y comunicación tanto de los equipos directivos como de los profesionales bibliotecarios y los usuarios, lo que es clave para asegurar el éxito del proyecto.

Y por supuesto, no podemos llegar hasta este punto y olvidar una de las principales misiones de la biblioteca: la de ser lugar de recomendación, orientación y dinamización de la lectura, construyendo nuevos lectores, descubriendo autores y creando lugares virtuales o físicos donde nos podamos reunir y conversar en torno a los libros, ya sean en papel o digital.

Esperamos que esta información os sea útil en vuestro camino hacia la biblioteca digital.

SOLICITUD DE DESCARGA DEL INFORME.


Nombre (requerido):

Apellidos:

Email (requerido):

Entidades (requerido):

País:

Provincia: