09 julio 2015

Agenda para una educación digital conectada

Advanced_editing_workshopUno de los sectores clave en el tránsito a lo digital es, como es lógico, la educación. Sin una correcta implementación de las herramientas digitales en la docencia, las oportunidades se pueden volver riesgos y las desigualdades serán, además, más evidentes.

El extenso informe “Connected Learning: An Agenda for Research and Design” aborda todas estas cuestiones, tanto en lo referente a las brechas digitales derivadas en muchos casos de la privatización de la educación como en las correcta implementación de la tecnología, para lo cual se aportan muchos casos de estudio a tener en cuenta.

La tecnología digital puede, según se señala en el informe, establecer interrelaciones en funciones de intereses compartidos y vincular diversos agentes educativos para una mayor personalización y atención a los estudiantes.

El estudio ofrece un enfoque para el aprendizaje, así como el diseño y la construcción de programas educativos que puede ampliar las oportunidades que ofrece un entorno cambiante, con lo que poder reducir al mínimo los riesgos. Un enfoque se basa en la cultura de pares y el aprendizaje conectado con otros contextos sociales y de la vida cotidiana, no como algo al margen.

Como señala el informe: “sin una visión más amplia del cambio social (…), las nuevas tecnologías no hacen más que reforzar los objetivos y formas de inequidad social institucionales existentes”. Por tanto, el objetivo es aprovechar el potencial de las herramientas digitales para ampliar el acceso al aprendizaje socialmente integrado, basado en el interés real de cada individuo y el apoyo constante de su entorno.

Así, las tecnologías digitales pueden favorecer estas teorías a través del aumento a la accesibilidad que facilitan, ampliando el apoyo social a través de redes online, fomentando la relación entre estratos sociales diferentes, etc., para lo cual se necesita cierta equidad y participación de todas las capas sociales.

La era de la interconexión y de la necesidad de compartir, en definitiva, se puede aprovechar para que los estudiantes se den mutuo apoyo, planifiquen y reflexión de manera conjunta sobre sus tareas e intereses sobre cualquier materia.

Deja una respuesta