15 septiembre 2015

¿Quién influye a quién en la literatura?

Analyzing stylistic similarityA poco que esté uno atento al avance la inteligencia artificial encontrará cada vez más noticias de como un algoritmo que sabe hacer crítica del arte, hacer música como tal compositor, escribir como tal escritor, etc.

Aquí mismo hemos hablado de algoritmos que dicen predecir un bestseller, otros para descubrir lecturas similares y/o recomendarlas en las bibliotecas, y otros para descubrir relaciones complejas entre libros, apenas evidenciadas antes por teóricos de la literatura.

Este pasado verano leíamos sobre la creación en ciernes de un algoritmo que determinaría las influencias de un autor a otro según las similitudes estilísticas entre los autores, con ejemplos tomados de libros del Proyecto Gutenberg. Una suerte de análisis sobre la ‘ansiedad de la influencia’ tipo Harold Bloom llevado al terreno de la inteligencia artificial, junto a una visualización de datos muy elocuente.

No sabemos qué pensaría el reputado crítico de esta herramienta (aunque nos lo podemos imaginar) que es para desarrollar un sistema de recomendación de libros precisamente para la plataforma que acabamos de mencionar: Proyecto Gutenberg.

El complejo sistema basado en la “estilometría” basada en análisis de palabras similares, su frecuencia de uso, su uso contextualizado, junto a maneras de puntuar y construir las frases. El análisis abarca 720 autores de los cuales se consigue crear 11 grupos diferentes.

Se dan casos curiosos en los cuales las agrupaciones han unido a escritoras, otros a grandes clásicos, otros a escritores con un fuerte componente político en la escritura, otros dramaturgos u otros escritores de género. Cada uno de ellos, y otros con subgrupos más complejos aún por analizar.

Lo cualitativo y cuantitativo se unirían una vez más para dar una cartografía general de las influencias y descubrir quizá nuevas influencias entre autores.

La precisión y acierto en cuento a la interpretación de los datos obtenidos será fundamental para convencer a los estudiosos de la Literatura Comparada de que esta herramienta tiene un potencial investigador hasta ahora inadvertidos.