02 febrero 2016

Ventajas del Big Data en el sector educativo

shutterstock_309972608

Data Analysis Analytics Comparison Information Networking Concept, vía Shutterstock.

Los Big Data no sólo pueden ser muy útiles –si no ya fundamentales- para el marketing y la gestión de las empresas.

El sector educativo también puede beneficiarse del uso de los grandes datos para mejorar tanto sus servicios como modelo didáctico, como señalamos hace poco al hablar de las tendencias digitales en el sector educativo.

La semana pasada la Comisión para la Educación Superior del Reino Unido daba a conocer un extenso informe, From Bricks to Clicks – The Potential of Data and Analytics in Higher Education, donde se pone el acento sobre cómo los datos pueden ahorrar costos y, a su vez, conseguir una educación más personalizada. Y, por tanto, eficiente desde el punto de vista de los estudiantes y los profesores.

Con una serie de casos de estudio y recomendaciones finales, han querido demostrar cómo la educación superior tiene que seguir la senda del análisis de datos.

Con sistemas de recomendación similares a los que se usan en otros sectores, estos datos pueden ayudar a los alumnos a enfocar mejor sus estudios si saben, por ejemplo, qué asignaturas han seguido, con qué profesores y con qué resultados académicos. De este modo, pueden guiar a los estudiantes a que dirijan sus estudios hacia materias más acordes a sus aptitudes.

También, en el caso de los universitarios, recomendaciones según sus prácticas, experiencia laboral, perfil, etc. La idea, como siempre que se habla de datos, es anticiparse, incluso aquí a identificar a los estudiantes en riesgo de fracaso.

Con ello, al final lograr el mejor apoyo al estudiante al construir una ficha completa, un currículum digital, con todos los datos posibles de los estudiantes que sirva para que logren sus objetivos.

Algunas instituciones ya pueden conseguir datos sobre el acceso de sus alumnos a los ordenadores de consulta e incluso hábitos de lectura digital. Información que también les puede ser muy valiosa. Todo desde el más absoluto control, buen uso y protección de los derechos de privavidad.

Las instituciones educativas, a su vez, pueden ahorrar mucho consiguiendo más altos niveles de éxito y menos de fracaso entre los estudiantes, además, claro, del propio prestigio.

Todos los casos y resultados en el informe From Bricks to Clicks – The Potential of Data and Analytics in Higher Education.

Leave a Reply