16 enero 2017

LostBot. Historia interactiva para Facebook Messenger

lostbotUn nuevo ejemplo de la incursión de los bots en la narrativa interactiva llega de la mano de Sylvain Souklaye y Samuel Petit con ‘Lost Bot’.

Ambos autores, que trabajan con la experimentación en la construcción de historias a través de diferentes plataformas, han diseñado una historia donde el lector conduce la historia al ser el protagonista.

El problema de la identidad personal, la memoria y las consecuencias de tomar diferentes decisiones centran la temática de esta historia online.

Para activarla no hay más que entrar a través de Facebook Messenger. Una vez dentro, e propio Samuel Pepit, autor de la historia e interlocutor del chat, cuenta y describe en primera persona el curso de la historia protagonizada por John Deadle, el protagonista.

El lector, como parte activa del la narración es el protagonista, y deberá tomar decisiones según lo que está leyendo y las dos opciones que se le ofrecen en cada caso. Se trata, por tanto, de una construcción de opciones binarias que van construyendo diferentes escenas narrativas a la manera de una ramificación.

Si se consigue avanzar en la historia sin que el protagonista acabe cayendo al vacío –siempre se puede volver a comenzar-, se puede ver cómo se incluye música y vídeo durante la narración.

Un curioso experimento que demuestra una vez más cómo los límites de la creación se diluyen en nuevas plataformas y en historias híbridas que se sitúan entre la lectura y el juego.

2 Respuestas

  1. Cristina

    Hola. he visto el funcionamiento de LostBot y me gustaría saber si existe esta iniciativa en español.
    si es así me gustaría que me indicaran dónde puedo encontrarla.
    Muchas gracias

    1. José Antonio Vázquez

      Hola Cristina,
      Que sepamos, de momento no hay una iniciativa similar en España que sea a través de Facebook.
      Lo más parecido en español es ‘Adela‘, para móvil, que se menciona en el link que cierra el post junto a otras iniciativas similares.
      Un saludo.
      José A.

Deja una respuesta