11 marzo 2010

Ver a una mujer, de Annemarie Schwarzenbach

Ver a una mujerLa editorial minúscula ha presentado recientemente el libro Ver a una mujer, de la colección Paisajes narrados. La obra, escrita por una jovencísima Annemarie Schwarzenbach (19088-1942) y traducida del alemán por María Esperanza Romero, cuenta la historia de una mujer a la que le surge una pasión fascinadora por una desconocida en el lujoso hall de un hotel. La protagonista relata, con una sensibilidad extrema el deseo que le provoca esa mujer.
Ver a una mujer, descubierto recientemente en el Archivo Suizo de Literatura, presenta, con la fuerza propia de las imágenes de esta viajera incansable, el único texto ubicado en su país natal, un paisaje donde la autora dice sentirse “más liviana que en cualquier otra parte” y al que dice querer “como se quiere a una mujer hermosa”
Annemarie Schwarzenbach (Zúrich 1908-Sils, Engadina, 1942) vino al mundo en una familia de grandes empresarios suizos. De 1931 a 1933 vivió en Berlín, donde comenzó a movilizarse contra el nazismo y afianzó su decisión de dedicarse a la escritura. Doctora en historia, arqueóloga y reportera, entre 1934 y 1941 emprendió innumerables viajes por Asia, África, Europa y Estados Unidos. Su agitada vida, marcada por la adicción a la morfina, los intentos de suicidio y la búsqueda desesperada de libertad acabó a los treinta y cuatro años tras un accidente de bicicleta. Muerte en Persia, el primero de sus libros traducido al castellano, y Todos los caminos están abiertos aparecieron en esta misma colección: Paisajes narrados, la cual presenta obras que ofrecen una perspectiva original sobre un lugar, ya sea una ciudad o una región concreta o un paraje imaginario.
La editorial que lo presenta, editorial minúscula, alude con su nombre a “la letra minúscula porque preferimos proponer libros sin recurrir a estridencias, casi en voz baja. Pero es también una descripción de lo que somos: una editorial pequeña. Esto no significa, sin embargo, que renunciemos a ser ambiciosos, queremos construir un catálogo sólido y atractivo, una constelación de libros” tal y como ellos mismos indican. En su catálogo se refleja un marcado interés por la cultura europea así como también tienen cabida igualmente obras de otros ámbitos geográficos.

Leave a Reply